Los malos olores provocan que las consultas se paren una hora en Isla Chica

  • El problema estriba en las bajantes del edificio que provocan un clima nauseabundo

Los malos olores con los que se encontró el personal del centro de salud de Isla Chica, en la mañana de ayer, les motivó a parar la actividad durante una hora, como señal de protesta ante lo que consideran una situación que perdura desde que este punto de atención sanitaria abriera sus puertas. Ante ello, el distrito sanitario Huelva-Costa optó por enviar a su personal de mantenimiento y un camión de saneamiento para arreglar en la medida de lo posible, lo que se apuntó como la rotura de uno de los bajantes situado en el patio del edificio en el que se sitúa el centro de salud.

Por su parte, los trabajadores indicaron que los problemas se remontan desde el inicio de la actividad en este centro de salud. Esto ha provocado que en diferentes puntos de las instalaciones, se situaran ambientadores para mitigar en la medida de lo posible, los fuertes olores que proceden de las bajantes de este edificio y que en días como el lunes, son prácticamente insoportables provocando náuseas y la protesta tanto de trabajadores como de usuarios. El personal aprovechó la ocasión para pedir que las administraciones municipal y andaluza lleguen a un acuerdo de cesión, para que la construcción del nuevo centro comience lo antes posible.

En otro orden de cosas, la Delegación Provincial de Salud informó que el próximo lunes quedará abierta la consulta de Pediatría en Adoratrices, que dará asistencia a los 1.600 niños del centro de Isla Chica. De este modo, todos los pequeños de este centro de salud se trasladan hasta el más amplio de Adoratrices adonde se les ha habilitado una nueva consulta. Sin embargo, la cita podrá pedirse en cualquiera de los dos centros, indistintamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios