Sucesos

Un menor de 17 años se confiesa autor de la muerte del indigente

  • El móvil del crimen podría ser el robo · El joven se encontraba fugado de un centro de Córdoba capital y "puede tener problemas de drogadicción"

Comentarios 2

Un menor de 17 años, vecino de la barriada de las Colonias en la capital onubense, se ha confesado autor de la muerte del indigente, cuyo cadáver fue hallado la madrugada del pasado jueves en la capital con un fuerte golpe en la cabeza, tras intentar, presuntamente, robar a la víctima. Cuando sucedieron los hechos, el menor se encontraba fugado de un centro de Córdoba capital ya que "puede tener problemas de drogadicción".

Así lo explicó en rueda de prensa el comisario principal jefe de la Comisaría de Huelva, Miguel Rodríguez Durán, quien afirmó que el móvil del crimen podría ser el robo y que el menor fue detenido el pasado viernes, tras existir contradicciones entre las declaraciones de los indigentes que frecuentaban la zona donde apareció el cadáver --unas ocho o nueve personas-- y las del propio menor, el cual apareció en su casa en la barriada de Las Colonias esa misma noche "con la ropa manchada" y contó que "había tenido un incidente y que había agredido a una persona", según confirmó el padre del presunto.

En este sentido, los agentes dedujeron que el menor, quien frecuentaba las reuniones que mantenían en la zona personas desarraigadas para compartir conversaciones y a veces bebidas alcohólicas, "no decía toda la verdad" por lo que, una vez detenido, es el presunto quien reconoció los hechos y mencionó la participación de otra persona, P.G.R., de 58 años de edad, quien también ha sido puesto a disposición judicial.

Asimismo, apuntaron que el cadáver apareció la pasada madrugada del jueves a las 00,28 horas echado en un colchón dentro de un cercado en la plaza de la Soledad en la capital onubense, y fue el propio menor y su padre quienes, una hora más tarde de los sucedido, se personaron en el lugar y avisaron a dos transeúntes para que dieran parte a la Policía.

Actualmente, tanto el menor como los efectos intervenidos han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores, disponiendo su ingreso en un centro para menores ubicado en Cádiz.

En cuanto a la situación del menor, el comisario jefe apuntó que "no tenían noticias de su desaparición del centro aunque había interés judicial por haberse ausentado del mismo", ya que se encontraba bajo un expediente de protección "con la idea de lograr su recuperación".

La víctima, bastante conocida en la capital, vendía ramilletes de flores en la calle Concepción, y los vecinos de la zona han depositado en el portal, donde ubicaba su puesto, flores y mensajes de repulsa por su muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios