Huelva

Tres años y medio de cárcel por agredir sexualmente a una mujer

  • La Audiencia atribuye al inculpado, además, un delito de lesiones y otro de hurto

El Palacio de Justicia de Huelva, donde se celebró el juicio el pasado febrero. El Palacio de Justicia de Huelva, donde se celebró el juicio el pasado febrero.

El Palacio de Justicia de Huelva, donde se celebró el juicio el pasado febrero. / alberto domínguez

Atacó a su víctima hasta en dos ocasiones el mismo día: la persiguió, la aterrorizó, la agredió sexualmente, la llegó a lesionar y le robó el bolso. El joven A.V.P., que tenía 18 años cuando aconteció el suceso, ha reconocido los hechos ante el tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia de Huelva, que lo ha condenado a tres años y seis meses de reclusión por un delito de agresión sexual en grado de tentativa, así como a dos multas por un delito leve de lesiones y otro leve de hurto.

Así consta en la sentencia del tribunal provincial fechada el 27 de febrero pasado, a la que ha tenido acceso en exclusiva Huelva Información y en la que se da por probado (de conformidad con las partes) que el procesado, cuando eran las 10:00 del 19 de octubre de 2016, se hallaba en la calle Molinos de la localidad de Moguer cuando se encontró con la víctima, una mujer que en aquel momento tenía 41 años. Decidió entonces seguirla.

7.500Euros. Es el montante de la indemnización que el agresor tiene que abonar a la víctima

"Con ánimo de atentar contra su libertad sexual, se le acercó por detrás y le tocó un pecho". La víctima corrió hacia una tienda cercana para pedir ayuda. Ella esperó unos minutos dentro del establecimiento y cuando creyó que el agresor se había marchado del lugar, emprendió de nuevo su camino, tal y como tenía previsto aquella mañana.

Pero el inculpado no se había dado por vencido. Cuando la mujer llegó a una zona aislada conocida como el camino de Los Jimenos, se percató de que A.V.P. venía corriendo detrás de ella. El terror que sintió la víctima en ese momento fue monumental. "Al alcanzarla, la empujó, la tiró al suelo, comenzó a darle golpes, la agarró del cuello", consta en la resolución judicial. Mientras la atacaba le dijo, además, "no te muevas o te mato", todo con ánimo de atentar contra su libertad sexual.

La perjudicada se resistió "forcejeando y golpeando al procesado para que la soltara". Pero él consiguió desnudarla, bajándole camiseta y pantalones, a pesar de los esfuerzos de la víctima por intentar evitarlo.

La mujer luchó con todas sus ganas contra el agresor, pero este llegó a rozar sus genitales con ella y trató de penetrarla analmente, un intento que se vio frustrado por la aparición en ese instante de un vehículo en el camino. Cuando detectó la irrupción del coche en la escena, el acusado huyó despavorido.

Al iniciar la escapada, el condenado se percató de que el bolso de la víctima se encontraba tirado en el camino y, "con ánimo de obtener un beneficio ilícito, sin que en el momento de la sustracción conste el uso de violencia alguna, cogió el bolso y siguió corriendo". La perjudicada acabó recuperándolo posteriormente, con todo su contenido.

La mujer, como consecuencia del ataque, sufrió lesiones en el cuello y el mentón, heridas abrasivas en la mano, abrasiones en todo el brazo izquierdo y heridas en ambas rodillas.

El acusado se encuentra en prisión desde el 21 de octubre de 2016. Tendrá que cumplir una condena de tres años y medio de reclusión por la autoría reconocida de un delito de agresión sexual en grado de tentativa. Tampoco podrá acercarse a la víctima ni a su domicilio o lugar de trabajo a una distancia inferior a 300 metros ni comunicarse con ella durante diez años.

La Audiencia de Huelva le impone además 240 euros de multa por un delito leve de lesiones y otra sanción de la misma cuantía por el delito leve de hurto. En concepto de responsabilidad civil, indemnizará a la perjudicada con 7.500 euros. El tribunal presidido por José María Méndez Burguillo decreta para él la medida de libertad vigilada durante diez años. No podrá obtener el tercer grado penitenciario hasta que cumpla la mitad de la pena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios