El 60% de los médicos onubenses podría jubilarse en una década

  • El número de facultativos que ejercen en la provincia crece un 5% en la última década

  • La cifra de los que trabajan en el SAS baja

La presencia de médicos en la provincia ha experimentado en la última década un incremento del 5,5%, que contrasta con un descenso del 20% en la sanidad pública. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Servicio Andaluz de Salud (SAS), en 2006 había en la provincia un total de 1.589 médicos colegiados no jubilados. La cifra contrasta con los 1.699 que el Colegio de Médicos tenía en su estadística de 2016. Los facultativos que ejercían su actividad en el SAS, hace una década eran 1.150, de los que 561 estaban en Atención Primaria y 589 en la hospitalaria. Los datos referentes al año pasado indican que los números son 465 y 451 respectivamente. Entre otras cosas, las tendencias señalan que hay cada vez un mayor peso de la sanidad privada. De hecho, en 2006 el 72% de los médicos trabajaba para el SAS. El año pasado el porcentaje se quedaba en el 54%.

El presidente del Colegio de Médicos de Huelva y del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Antonio Aguado, indicó que "es más que probable que en la próxima década se puedan jubilar el 60% de los facultativos que ejercen su actividad en la provincia". Los datos dan la razón al máximo representante de este colectivo. De acuerdo con el INE, la franja de edad más numerosa de los médicos es la comprendía entre los 55 y los 64 años, que son 666, seguida muy de lejos por otros escalones de la pirámide de edad. Esto supone nada menos que el 40% del total del colectivo. Las cifras son más exactas aún si cabe si se tiene en cuenta que no hace muchos años hubo una modificación legal a nivel andaluz, por la que la colegiación pasó a ser obligatoria. Esto hace que se pueda tener una visión más cercana de la realidad de esta profesión en la provincia.

Desde hace ya unos años, el colectivo viene advirtiendo de que nos podemos encontrar en un futuro no muy lejano con una agobiante escasez de facultativos. Para el presidente del Colegio de Médicos onubense hay que hacer una precisión ante unas afirmaciones que se vienen escuchando con mucha facilidad en los últimos tiempos. Ante la idea de que hay pocos médicos, Antonio Aguado contrapone la de que no es correcto decir que no haya, sino que "lo que pasa es que no se les brindan suficientes atractivos económicos como para que se queden entre nosotros". Eso pasa tanto a nivel regional como nacional. "Lo que no es lógico -argumentó Aguado- es que en España seamos 240.000 médicos y haya 15.000 en el extranjero". La razón es sencilla: una mejor propuesta económica más allá de nuestras fronteras. Con ello, se vive una situación paradójica: "la marca España tiene un enorme prestigio fuera de aquí. Son las familias y la Administración quienes costean la preparación de nuestros médicos. Sin embargo otros países se ahorran todos esos gastos y les sale más barato ofrecer sueldos superiores a los nuestros. De este modo se llevan a un buen número de médicos españoles".

A nivel nacional sucede algo parecido. Las autonomías que presentan mejores ofertas económicas son las que los captan.

Desde 2014, por otro lado, los médicos andaluces deben estar colegiados. Hasta ese año tan solo se les exigía a quienes ejercían su labor en la sanidad privada, aunque en el SAS estaban eximidos. El Tribunal Constitucional declaró en 2013 esa necesidad y en su atención la Consejería de Salud emitió un dictamen en el que instó al "requisito indispensable para el ejercicio de las profesiones sanitarias, de estar incorporado al colegio profesional correspondiente", sin distinciones entre sanidad pública o privada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios