La mayoría supera la enfermedad en menos de una semana

  • Aparte de la vacuna algunas medidas higiénicas pueden evitar los contagios

La gripe es una enfermedad respiratoria infecciosa aguda producida por el virus de la influenza. Se presenta generalmente en los meses de invierno (de noviembre a marzo) y en forma de epidemia. Se caracteriza por la aparición de los siguientes síntomas: comienzo brusco con escalofríos y fiebre acompañados de dolor de cabeza, dolores musculares y articulares generalizados, cansancio, malestar general, congestión nasal, dolor de garganta y tos seca.

La mayor parte de las personas que padecen la gripe se recuperan en menos de una semana sin necesidad de tratamiento o cuidado hospitalario. Sin embargo, en ocasiones, la gripe puede complicarse y estas complicaciones pueden ser especialmente graves en personas de alto riesgo como los ancianos o las personas que tienen una enfermedad crónica.

Aparte de la vacuna como remedio preventivo, la Consejería de Salud aconseja a las personas que han contraído la enfermedad, una serie de principios que pueden ayudar a evitar los contagios. Se trata de consejos muy básicos entre los que figuran cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo cuando se tosa o se estornude. En caso necesario, es aconsejable que se utilice la parte superior del brazo en vez de las manos.

Asimismo se entiende como muy eficaz el uso de pañuelos desechables, lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de haber tosido o estornudado; no acudir a lugares públicos (trabajo, colegio, guardería…) para evitar contagiar a otras personas. Todo esto es, como ya se ha indicado, para evitar contagios. A los pacientes se les recomienda descansar, beber abundantes líquidos, evitar el consumo de tabaco o alcohol, tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe, especialmente para bajar la fiebre.

Los antibióticos no mejoran los síntomas ni aceleran la curación ya que no son efectivos frente a enfermedades que son producidas por los virus. En ocasiones, puede ser conveniente tomarlos, pero siempre debe hacerse bajo prescripción médica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios