La magia de soñar y compartir un gran premio de la Lotería de Navidad

  • El sorteo del 22 de diciembre toma fuerza en las ventas

  • La provincia está a la cola en la asignación por provincia con 30,02 euros por habitante

Administración de El Gato Negro de la capital. Administración de El Gato Negro de la capital.

Administración de El Gato Negro de la capital. / alberto domínguez

Quien se acerca estos días a la puerta de una administración de loterías seguramente sea por el sonido en su imaginación de las bolas que giran en los bombos del Sorteo Extraordinario de Navidad. También es posible que sea por el soniquete en bucle de los "¡mil euros!" cuando sale de las gargantas de los niños de San Ildefonso, o simplemente sea por la magia de soñar y compartir un gran premio que siempre se escapa entre los dedos.

Sea por las razones que sean, con el anuncio de la Lotería de Navidad en emisión, este año a cargo del cineasta Alejandro Amenábar, el boom de la compra y venta de décimos empieza ahora a tomar fuerza de cara al próximo 22 de diciembre. Largas colas de onubenses y turistas se amontonan mañanas y tardes, sobre todo en las administraciones más conocidas del centro de la ciudad, donde, además de buscar la suerte en las diferentes modalidades que se ofrecen, los décimos para Navidad se descuelgan cada vez con más asiduidad. A pesar del ambiente, Loterías y Apuestas del Estado facilitó ayer la asignación por provincias, un registro en el que Huelva está a la cola con 30,02 euros por habitante.

Sin datos de la venta de billetes, en la popular administración de El Gato Negro afirman que este año va "mejor que el pasado, está más animado". Tras el tradicional anuncio de televisión es cuando "empieza a venderse más" y es que la "publicidad en todos los negocios es primordial". Aunque ahora comience a florecer la petición de números para el sorteo extraordinario, la Lotería de Navidad comenzó a venderse en el mes de julio junto a una campaña enfocada a los turistas, que ha repercutido "bien" en la ventas "aunque no excesivamente".

Hay algo que no cambia en torno a las preferencias de los que juegan. Las terminaciones impares. El número siete está en boca de casi todas las ventanillas, además del resto de cifras impares a excepción del uno. Asimismo, desde El Gato Negro cuentan que el amor por el número 13 "sigue igual", y en este sorteo también la del 17, porque es la terminación del año. Aun así, hay gustos para todos en cuanto al número completo. Hay quien prefiere un número feoante uno bonito, o que sea alto o bajo, o incluso que le guste con muchos ceros.

La administración situada en El Punto explica que "cada año es diferente", aunque éste "no están malejas las ventas". Estos días es cuando "empieza la gente a creerse que la lotería está fuera". La Lotería del Niño también está presente y a la venta desde hace una semana pero, de momento, "sobre todo el turista es el que pregunta" por los décimos del 6 de enero.

En la administración de las Tres Carabelas del barrio de La Orden también afirman que las ventas van "mejor que el año pasado". Durante el verano los décimos han ido a parar a un turismo que viene hasta Huelva para ver a su familia, aunque también "vienen clientes de fuera de un año para otro". Eso sí, hay miles de números y terminaciones, pero en las Tres Carabelas, los acabados en 13 ya se agotaron en verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios