Y con él llegó el escándalo

  • David revolucionó, bailando a lo Bisbal, al público que acudió al espectáculo de Voces del Conquerol por la integración El grupo de baile y cante Voces del Conquero ofreció ayer una actuación junto a la formación de cante flamenco 'Haciendo caminos', de Trigueros

No pudo aguantar que un público puesto en pie finalizará la ovación que le estaba dedicando. Tal Bisbal, David, un joven onubense con síndrome de down, saltó del escenario para abrazar y besar a todo aquel que se encontrara en su camino. La adrenalina no le dejaba quieto. Su cuerpo aún seguía el ritmo del 'Ave María', uno de los grandes éxitos de su tocayo almeriense. Un tema pegadizo que David defendió, con un inesperado 'dominio Bisbal', en la tarde de ayer durante el espectáculo que la Asociación Sociocultural Voces del Conquero de la capital ofreció sobre el escenario del salón de actos 'Plus Ultra', de la Fundación Cajasol. Escenario, donde también actuaron un grupo de baile del colegio de la Ciudad de los Niños y el grupo de cante flamenco Haciendo Caminos, de la Asociación de Ayuda al Discapacitado (Dimic), de Trigueros.

Quién decide lo que es o no normal. Quién tiene potestad para seguir tirando de esa delgada línea roja que divide al ser humano en capacitado o discapacitado. Qué significa ser capacitado, o discapacitado. ¿No forma parte del ser humano esta dicotomía?

Sobre ese escenario, bailaban y cantaban un grupo de jóvenes. Y ya está. Jóvenes que consiguieron transmitir toda su pasión, tesón... todas sus ganas de pasarlo bien, en definitiva, al público que llenaba el aforo de ese salón. Todo normal.

A ritmo de reggeaton, el grupo de baile 'Voces del Conquero' rompían el hielo. Araceli y Alicia no ocultaban su nerviosismo. A pesar de tener ya muchas tablas, reconocían que para ellas, cada actuación supone un nuevo reto. "Estamos igual de nerviosa que la primera vez que subimos a un escenario". "En este caso, la experiencia no es un grado", afirmaban sonriendo, enfundadas en vaqueros y con una camiseta con el nombre de su grupo.

"El baile les ayuda bastante. Entran en una disciplina ajena a ellos; trabajan en grupo y, sobre todo, avanza en psicomotricidad", explicaba la directora de este grupo, Inés Bañuls, minutos antes de que sus artistas iniciarán las diferentes actuaciones.

Actuaciones que llegaron a su culmen cuando David no bajó del escenario como el resto de sus compañeros y compañeras. Mientras estos se cambiaban de ropa, y se vestían de traje de corto, ellos, y de faralaes , ellas, este joven onubense caldeó el ambiente, poniendo todo su cuerpo y energías en manos del 'Ave María' de David Bisbal. Con él llegó el escándalo, revolucionando con sus movimientos de cintura, saltos y piruetas casi acrobáticas... al respetable que, absorto,fue contagiándose de la vitalidad y ritmo de David. Contagio que se tradujo en una gran ovación, que el 'artista' agradeció con múltiples abrazos.

"Ellos te aportan más ti, que tú a ellos". Con estas palabras resumía Manuel Pulido sus años de experiencia, como director del grupo Haciendo Caminos, de Trigueros, agrupación musical de sevillanas y fandangos.

"Con estos encuentros públicos queremos sensibilizar a la sociedad para que de una vez abran los ojos a esta realidad que demuestra que las personas con alguna discapacidad intelectual son capaces de llegar a ser y hacer todo lo que se propongan, como ha demostrado este 'Bisbal'. El problema no lo tienen ellos, sino la sociedad con ellos, que los discriminan sin conocer sus potencialidades", afirmaba este socio de Dimic, una asociación triguereña que lleva trabajando desde hace ya muchos años por la integración sociolaboral de los discapacitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios