El litoral onubense se prepara para recibir una nueva borrasca

  • Llega el temporal 'Félix' cuando aún se están evaluando los destrozos que ha ocasionado 'Emma'

  • En la costa se prevén vientos de fuerza siete y olas de cinco metros de altura

Sin apenas tiempo de haberse repuesto de la pasada borrasca, la costa onubense comenzó a notar ayer viernes los efectos de un nuevo temporal, que se prolongará durante todo el fin de semana y que lleva por nombre Félix, si bien no se espera que sus efectos sean tan devastadores como los del anterior, entre otras cosas por no coincidir con mareas de coeficiente tan alto, aunque según la Agencia Española de Meteorología (Aemet) sí se prevé que venga de nuevo acompañado por rachas de viento muy fuertes en todo el litoral atlántico andaluz.

En la zona cero de la playa lepera de La Antilla, donde la borrasca Emma ocasionó la pasada semana cuantiosos daños que aún se están evaluando, y donde apenas ha dado tiempo solo a retirar por parte del Consistorio lepero la ingente cantidad de arena depositada por el mar en las dos primeras líneas de viviendas, los efectos de la nueva borrasca eran ayer notables, especialmente por el fuerte viento y oleaje, así como por los abundantes aguaceros.

En dicho lugar, los propietarios de algunos de los chalés afectados por el pasado temporal, se apresuraban ayer a desatascar husillos e interponer barreras protectoras de madera y otros materiales a las puertas de sus viviendas, sobre todo en previsión de lo que pueda suceder este fin de semana como consecuencia del nuevo vendaval.

Y es que las previsiones de Aemet para estos días en el litoral onubense anuncian aviso amarillo por fenómenos costeros entre las 00:00 y las 21:00 de mañana domingo, con probabilidad de chubascos fuertes de entre el 40% y el 70% y con vientos del oeste ocasionalmente de fuerza siete y rachas muy fuertes, y mar combinada de suroeste a oeste con olas de cuatro a cinco metros.

Ante estas adversidades, Protección Civil y Emergencias aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse y abstenerse de subir a los andamios sin las adecuadas medidas de protección.

A quienes se encuentren en las costas les recomienda alejarse del litoral, sobre todo cuando coincidan las mareas altas, y de los lugares que puedan resultar afectados por las mareas elevadas y el oleaje que suele generarse ante la intensidad de los vientos fuertes e insta a no poner en riesgo la vida por captar imágenes espectaculares del fuerte oleaje así como evitar estacionar los vehículos en esas zonas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios