Todo listo para el cambio de sedes vecinales

  • Huerta Mena y Plaza Niña ya han confirmado su traslado a edificios municipales para ahorrar el alquiler

Varias asociaciones vecinales de la capital onubense comenzarán a partir de la semana que viene a reubicarse en distintos centros municipales para evitar seguir pagando los alquileres de sus actuales sedes y solucionar así el principal problema económico que tienen en estos momentos: el impago, que ya le ha costado el primer aviso de desahucio a una de ellas, la de La Merced.

Las asociaciones Huerta Mena y Plaza Niña han decidido cerrar sus sedes actuales y trasladarse a centros del Ayuntamiento, aceptando así la propuesta de la concejala de Participación Ciudadana, Juana Carrillo, quien ha insistido en que el realojo de las asociaciones en centros municipales es "la mejor solución al problema de pago de alquileres". Otra de las asociaciones que está estudiando la posibilidad de trasladarse es la de Mora Claros, a la que también se le ha ofrecido un espacio municipal.

Según informó el Ayuntamiento, la asociación Huerta Mena se ubicará en el edificio municipal que el Ayuntamiento tiene en la Avenida Palomeque, actual sede también de A.VV. Las Palmeras. Por su parte, la asociación Plaza Niña se trasladará al edificio de la Concejalía de Participación Ciudadana, ubicado en la misma Plaza Niña; la A.VV. Mora Claros, que actualmente tiene su sede en la calle Puerto, si finalmente acepta la propuesta municipal, también se trasladará allí.

Desde la asociación Plaza Niña se ha acogido con "gran satisfacción" esta solución, "porque es la mejor que se puede dar a nuestros problemas, ya que era imposible afrontar los gastos de alquiler de la actual sede", apuntó su presidente, Rafael González. Además indicó que "los vecinos están muy contentos con esta medida" y señaló que en los próximos días comenzarán el traslado del material a su nueva sede.

El Ayuntamiento sigue reuniéndose con las distintas asociaciones en alquiler para ofrecerles esta solución de realojo, "con el fin de que sigan realizando, con toda garantía, sus actividades", según explicó Juana Carrillo. Esta medida cuenta con el beneplácito de la Federación de AA.VV. Saltés, cuyo presidente, José Luis Rebollo, reconoció que el Ayuntamiento se ahorraría una suma de dinero "muy importante". También es bien vista por la Federación Tartessos, que pide que las asociaciones se reubiquen en su mismo barrio. Juana Carrillo también garantizó la continuidad del programa Cultura en los Barrios que se imparte en las distintas asociaciones vecinales, ya que los cursos que se están dando en sedes que puedan cerrar sus puertas, se llevarán a otros centros municipales. "Ningún alumno de Cultura en los Barrios se va a ver afectado por este problema; van a seguir recibiendo sus clases, porque fue un compromiso del alcalde. Ninguna asociación -puntualizó-, ni ningún alumno va a dejar de participar en Cultura en los Barrios", dijo.

La responsable municipal de Participación Ciudadana insistió en el apoyo y compromiso del Ayuntamiento con todas las asociaciones de Huelva. De igual modo, quiso aprovechar la ocasión para dar tranquilidad a todas las asociaciones, "que van a seguir adelante con el apoyo de este equipo de Gobierno, porque las puertas del Ayuntamiento están abiertas para ellas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios