juicio por el doble crimen de Almonte | no creen probado que usara las toallas con su adn

El jurado da por válida la coartada de la exnovia de Fran Medina

  • El tribunal popular emite 8 votos (de 9) a favor de la exculpación del almonteño

  • No ve acreditado que cometiera los hechos

El jurado da por válida la coartada de la exnovia de Fran Medina El jurado da por válida la coartada de la exnovia  de Fran Medina

El jurado da por válida la coartada de la exnovia de Fran Medina

Ocho votos de nueve. Con esta contundencia se pronunció el pasado viernes el jurado popular que ha juzgado el doble crimen de Almonte, decidiendo por mayoría la exculpación del único acusado por los asesinatos de Miguel Ángel Domínguez y su hija María el 27 de abril de 2013, Francisco Javier Medina. Huelva Información ha tenido acceso a los elementos de convicción que llevaron a los miembros del tribunal ciudadano a declarar no culpable al almonteño, en libertad desde el pasado viernes por la tarde, y que no llegaron hasta ayer a manos de las partes interesadas en el litigio por problemas técnicos en la plataforma telemática de notificaciones Lexnet.

Entiende la mayoría de miembros que no ha quedado probado en el juicio que Medina accediera a la vivienda de la avenida de los Reyes aquella noche y, por tanto, que no pudo ser el asesino.

Los jurados creen que Medina no tuvo "tiempo real" de ejecutar los asesinatos

Para llegar a este razonamiento dan por válida la coartada que la exnovia de Medina, Raquel Granado, ofreció a su expareja, así como la de otra compañera de trabajo que afirmó haberlo visto en el establecimiento a las 21:40, la misma hora a la que Raquel lo ubica en el mismo lugar, "hecho que ratifica el anterior relato". Además, confronta los testimonio de la madre y mujer de las víctimas, Marianela Olmedo, y el de Granados, "que sitúan al acusado aproximadamente entre las 22:00 y las 22:10 en las instalaciones", lo que se refuerza con la llamada que Olmedo y Fran iniciaron a las 22:09.

Otro de los motivos de convicción esgrimidos por los miembros del jurado es que la vecina de la avenida de los Reyes que escuchó el estruendo que se produjo durante la comisión del doble crimen relató que los hechos luctuosos sucedieron a partir de las 22:03, cuando ella cuenta a su pareja lo que está sucediendo vía Whatsapp.

Por ello establecen que Medina no tuvo "tiempo real" de ejecutar al padre y la niña en los plazos estipulados y que es "poco probable que pudiera salir sin ser visto del Mercadona, dirigirse a la avenida de los Reyes" y cometer los asesinatos. "Más aún si tuvo que asearse para no levantar sospechas, pues fue visto poco después de la hora estimada de la muerte".

En lo concerniente a los dos caballistas que declararon que vieron a Medina fuera del supermercado cuando todavía era de día y en su propio coche, aluden los jurados a que El Magro dice que lo oteó "en una franja anterior a las 21:00 (20:05 a 20:20)", lo que "no nos da fiabilidad, puesto que hay imágenes en las grabaciones de las cámaras de seguridad que sitúan a Medina en su puesto de trabajo" en esos minutos y "no podría estar en ambos sitios a la vez". El propio Medina admitió que se encontró con los caballistas fuera del trabajo, aunque en horario diferente. El otro jinete, conocido como El Poti, reafirma el testimonio de El Magro, pero "damos el mismo tratamiento de poca fiabilidad" por las mismas razones.

El tribunal aborda también en sus explicación la cuestión del ADN, dando por bueno que es el del acusado el que apareció en toallas de dos baños del número 3 de la avenida de los Reyes de Almonte. Sin embargo, y tras escuchar varias hipótesis periciales para demostrar si la transferencia de la carga genética de Medina a estas tres piezas de convicción era directa o indirecta, alude a que el Instituto Nacional de Toxicología "no descarta ninguna de las dos posibilidades". Ante la "falta de contundencia y unanimidad por parte de los peritos", expresa que no ha quedado demostrado que Medina las utilizara. Es más, "teniendo en cuenta el estado de Marianela, no podemos darle veracidad al testimonio tan determinante prestado en la sala, en este caso en relación a los lavados de las toallas".

El jurado sólo alcanzó la unanimidad para dar por bueno que Medina y Marianela Olmedo mantenían una relación sentimental y que la mujer sufre un trastorno mixto ansiosodepresivo que ha derivado en su incapacidad laboral permanente.

concentración en almonte.Cientos de almonteños se concentraron ayer en la plaza de las Clavellinas de la localidad para mostrar su apoyo a los familiares de las víctimas del doble crimen. En la protesta pacífica, centrada en clamar justicia y evidenciar que un asesino anda suelto, estuvieron presentes la madre y esposa de Miguel Ángel y María, Marianela Olmedo; los abuelos y padres de los fallecidos, María Espinosa y Antonio Domínguez; y el abuelo de Marta del Castillo, José Antonio Casanueva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios