El juicio de Antonio Cabezas

  • El popular autor se despide de los escenarios con un espectacular arranque de las fiestas consagrado a la música y el humor

  • Argentina pone voz al pasodoble dedicado a la provincia

La consideración de Antonio Cabezas como uno de los grandes autores del Carnaval Colombino ha hecho que muchos se preguntaran en Huelva si de verdad estaba en su sano juicio al decidir su retirada de los escenarios. Hace dos años que dio ese "paso a un lado", como a él le gusta decir, y por eso las de este 2018 serán sus últimas fiestas en activo, convertidas en homenaje personal por su condición de pregonero oficial y por la insignia de oro de 2018 que le entregó la Fopac a modo de reconocimiento máximo.

Ya anunció hace unos días Cabezas que se había tomado el encargo con la máxima de las libertades. Como sólo puede ocurrir en los carnavales, y como mejor se lo puede permitir salir al escenario del Gran Teatro por última vez sin el corsé propio del reglamento del concurso de agrupaciones. Lo suyo ayer fue echar la vista a atrás y hacer balance rodeado de amigos y compañeros de fatigas en más de tres décadas carnavaleras.

Fue valiente Antonio Cabezas y se sometió anoche a un juicio con un tribunal singular, formado por jueces, fiscal y jurado popular un tanto alocados para hacer repaso de su carrera de grandes coplas.

Hubo versiones de sus propios pasodobles. Quizá el culmen fue, como ya había dejado caer hace un par de días, la intervención de la cantaora Argentina, en su composición dedicada a los pueblos de la provincia y su aportación clave para el concurso colombino.

También estuvieron en las tablas el componente de Los Marismeños Juan Luis Rodríguez, además de Juan Márquez, Rosita Molina o ese otro grande, Jesuli Perogil, competidor en el Gran Teatro y colega fuera.

Antonio Cabezas se rodeó en su particular canto de cisne de músicos de confianza: Joaquín Brito y Juanfra Palacios, a la guitarra; Pedro Vinagre, al bajo; José Carlos Roca, al chelo; Víctor Quintero, a la percusión; y Manuel García, al piano. Fue para él compañía perfecta e indispensable para cerrar su periplo por los escenarios.

El pregón convertido en espectáculo tuvo un final apoteósico cuando el autor fue considerado "culpable" por diferentes componentes de los grupos por los que ha pasado Cabezas a lo largo de su carrera carnavalera. Quizá el veredicto más sentido, el que llegó de su grupo más identificativo, el de Los Independientes, que despertaron ante el público tras más de dos décadas de letargo, y cuyo espíritu reivindicó Cabezas en esta celebrada apertura del Carnaval Colombino 2018 ante un Gran Teatro que vendió todas sus entradas para la ocasión.

Antonio Cabezas es uno de los principales autores del concurso onubense, con más de 25 años de historia en murgas o chirigotas, principalmente; aunque su última obra fue la comparsa Babel, con la que probó suerte con un grupo de Huelva en tierras gaditanas, precedida por otra comparsa, Antoñita la Fantástica.

Sus letras son uno de los principales legados del Carnaval Colombino actual, llegando a ser reconocidas a nivel nacional, en voces de carnavaleros como, el puntaumbrieño, Álex Molina El de los Majaras, con miles de reproducciones en las redes sociales.

Las fiestas de 2018 tendrán su continuidad tras este gran pregón la próxima semana, con el inicio del Concurso Colombino el miércoles 17 con las preliminares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios