La izquierda 'abertzale' intenta eludir la prohibición de la manifestación en Bilbao

  • Convocan una nueva marcha para mañana en la capital vizcaína por la libre expresión

Un grupo de vecinos y miembros de las comparsas de Bilbao ha convocado bajo el lema Libertad de expresión. Democracia otra manifestación para mañana en la capital vizcaína, después de que una convocatoria anterior fuera prohibida tanto por la Consejería vasca de Interior como por la Audiencia Nacional.

La manifestación, según los portavoces de este grupo de personas que no se han querido identificar ante la prensa, está prevista a las 13.00 y discurrirá entre las plazas Zabalburu y Circular coincidiendo con el Día Grande de las fiestas bilbaínas.

El acto ya ha sido comunicado a la Ertzaintza, según han confirmado fuentes del departamento de Interior.

Los convocantes, que no permitieron preguntas, llamaron ayer a participar en esta nueva manifestación a todo aquel que "esté a favor de la libertad de expresión y en contra de la vuelta de regímenes anteriores de pensamiento único y terror".

Durante su intervención, los convocantes mostraron su preocupación por el "cada vez mayor recorte" de libertades que, según ellos, se produce en el País Vasco y, en concreto, denunciaron la "vulneración" con "brutalidad y violencia" de derechos fundamentales, como los de manifestación y reunión. Agregaron que en las últimas semanas decenas de personas han resultado heridas por querer expresar sus ideas de manera pacífica en las calles y criticaron que se esté "criminalizando" a personas por ser familiares de presos etarras.

En su opinión, demandas "tan legítimas" como "el traslado de presos a su tierra, el derecho de reunión y manifestación o la demanda de independencia o defensa de la ikurriña han sido prohibidas de facto por Madrid".

El departamento de Interior del Gobierno Vasco prohibió la semana pasada una manifestación que, bajo el lema "En el camino de la independencia, cambio político y social", había sido convocada para el viernes 21 de agosto al considerar que sus convocantes tenían "claros vínculos con organizaciones ilegalizadas" del entorno de ETA. Al día siguiente, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón la declaraba también ilegal al considerar que "obedece a una clara estrategia" de Batasuna-Ekin "y, por tanto, bajo la dirección de ETA".

El PP instó ayer al departamento de Interior vasco a prohibir la nueva manifestación y a "no caer en la trampa de pensar que son actos diferentes", porque sus convocantes tenían "claros vínculos con organizaciones ilegalizadas" del entorno de ETA. En una nota de prensa, el portavoz del PP vasco en materia de Interior, Carlos Urquijo, aseguró que "el entorno que lo convoca y los objetivos que persigue son los mismos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios