Medio ambiente

La inversión medioambiental de la AIQB en los últimos 10 años se eleva a 300 millones

  • El Primer Informe de Sostenibilidad de la AIQB pone de relieve que los residuos peligrosos se redujeron un ocho por ciento y los no peligrosos un 88 por ciento durante el año 2006

La inversión medioambiental acumulada desde el año 1997 por el conjunto de las 16 plantas de las empresas integradas en la Asociación de Industrias Químicas y Básicas de Huelva (AIQB) asciende a 300 millones de euros, de los que 22 correspondieron a 2006, según el Primer Informe de Sostenibilidad de la AIQB presentado hoy en la Cámara de Comercio onubense. 

En el acto de presentación, que contó con la asistencia de la directora general de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, Esperanza Caro; el delegado de la Junta en Huelva, Justo Mañas; el presidente de la Asociación de Industrias Químicas y Básicas (AIQB) de Huelva, Gerardo Rojas, y el vicepresidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE), Juan Manuel Díaz, se puso de relieve además que los residuos peligrosos se redujeron un ocho por ciento y los no peligrosos un 88 por ciento durante el año 2006. 

Gerardo Rojas destacó la inversión medioambiental de 300 millones de euros realizada en los últimos diez años por las empresas integradas en la AIQB y la "mejoría global" en aspectos como las emisiones de SO2 y de partículas, que se redujeron en un 50 por ciento con respecto a las que se contabilizaron hace diez años, así como la presencia de las industrias químicas en la sociedad. "No hay resquicio alguno donde no se manifieste esta presencia", señaló. 

Rojas, que valoró la coincidencia de la presentación del informe con el 20 aniversario de la constitución de la AIQB, dio a conocer que, aunque el eje conductor del informe es el medio ambiente, éste se complementa con aspectos como la presencia de la industria química en Huelva o la seguridad y salud laboral de los trabajadores de estas empresas. 

En el apartado de aportaciones sociales, en el informe se describen en primer lugar las relacionadas con la creación de empleo, con datos ya conocidos en el Informe Económico editado en septiembre y que indican un empleo directo de 6.700 personas que se eleva a 15.000 si se suman los indirectos y los inducidos y que, en un 75 por ciento, procede de la provincia. 

A continuación, se realiza un recorrido por los patrocinios deportivos, que incluyen actuaciones de deporte de élite, como la colaboración con el Recreativo de Huelva o la construcción de instalaciones; la labor de recuperación del patrimonio histórico artístico, como la restauración de la iglesia de La Milagrosa o la recuperación de lienzos en el Monasterio de Santa María de la Rábida; o la colaboración con la Onubense a través de distintas cátedras. 

El capítulo de aportaciones de la AIQB se cierra con un recorrido por los principales productos que se elaboran o transforman en la industria de Huelva, que en sí mismos cumplen una importante función social, como los combustibles, la pasta de papel, la electricidad, los fertilizantes o los detergentes. 

Cumplimiento "estricto" de la normativa

Entre los principales indicadores de comportamiento social destaca el relativo a la garantía de empleo, siempre con ratios superiores al 90 por ciento de contratación indefinida en los últimos diez años; la formación, con más de 1.600 cursos impartidos en 2006 y una media de 36,7 horas de formación, y la seguridad y salud laboral, donde los índices son muy positivos y presentan promedios muy inferiores a la media nacional del sector, tanto en la siniestralidad como en la gravedad de los incidentes. 

En este punto, Rojas aseguró que el informe "desmonta los ataques" de "voces alarmistas" que asocian la AIQB a catástrofes "o la acusan de vivir de espaldas a la ciudad", y destacó que las empresas químicas "cumplen estrictamente la normativa", por lo que apuntó que "puede erigirse en ejemplo a seguir". 

Del mismo modo, marcó el "firme" compromiso de la AIQB por "seguir reduciendo el impacto medioambiental, mejorar la producción y contribuir al mejor desarrollo de la provincia de Huelva". 

Por su parte, la directora general de Prevención y Calidad Ambiental de la Junta de Andalucía, Esperanza Caro, valoró los 140 millones de euros de inversiones medioambientales llevadas a cabo por esta industria en Huelva en el periodo comprendido entre 2002 y 2007, y recordó que, a partir de las últimas normativas que han entrado en vigor, "quien contamina debe pagar y reparar el entorno".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios