El interés científico del Tinto, a estudio en una publicación

  • El periodista Rafael Moreno ha sido el director editorial del libro 'Río Tinto... Viaje a Marte', una obra de Ricardo Amils

'Río Tinto... Viaje a Marte' es el título de la obra del doctor Ricardo Amils que viene a abonar la tesis de que un ecosistema basado en el ciclo del hierro habría podido tener éxito en Marte. La publicación, de carácter divulgativo, educativo y científico, ha sido patrocinada por la Consejería de Medio Ambiente, la Fundación Cultural Cajasol y la Fundación Río Tinto, y fue presentada ayer por la directora general de Red de Espacio Naturales Protegidos, Rosario Pintos, y la delegada provincial de Medio Ambiente, Isabel Rodríguez. En la actualidad, el interés científico del río ha despertado la curiosidad de la comunidad internacional, según el autor del libro el descubrimiento en Marte de minerales que en la Faja Pirítica se deben a la actividad microbiológica que ha hermanado el río Tinto con el planeta rojo. La NASA ha otorgado al Tinto prioridad absoluta y le ha concedido el rango de pieza clave en la carrera espacial, pues hace 3.500 millones de años había agua líquida en Marte así como una gran abundancia de hierro, como en el Tinto actual, por lo tanto, si existió vida allí es muy posible que fuera como la que hay hoy en sus aguas.

La primera sorpresa de la obra llega de la mano del astrofísico onubense Juan Pérez Mercader, quien afirma que "si existió vida en Marte, entonces existen muchas posibilidades de que fuera como la que hay hoy en el Tinto". Según Ricardo Amils, las condiciones de acidez y elevada concentración de metales pesados, en especial hierro, del río no se deben a la actividad minera sino que ya se daban de manera natural hace más de un millón de años.

Está prologada por Juan Pérez Mercader, con fotografías de Julio Segura y bajo la dirección editorial del periodista Rafael Moreno y sus páginas, además, rememoran la singladura de este río que permitió localizar una zona minera de gran riqueza, de las más antiguas de la humanidad, y el desarrollo de prácticas metalúrgicas admiradas por las distintas civilizaciones del Mare Nostrum.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios