Los ingresados gastan mucho menos que los externos

  • Los pacientes tratados en régimen ambulatorio se llevan más de la mitad del presupuesto

Comentarios 1

El 90% de las terapias y los tratamientos que se aplican al paciente de un hospital son de carácter farmacológico. Este dato habla por sí solo de la importancia que tiene un buen uso de éstos y del control que conllevan. A nadie se le escapa por lo tanto, que la aplicación del programa de Dispensación Automática de Medicamentos por Unidosis del Infanta Elena también va en este sentido junto a otras medidas como la generalización de la prescripción por principio activo. Desde el propio Infanta Elena se señala que entre el 65% y el 70% de los medicamentos que se recetan a los pacientes de calle -es decir, los que se ven en consultas externas- es ya por principio activo y de hecho, el programa de Unidosis está así concebido.

En los últimos ejercicios, se ha percibido un ligero incremento en el indicador de gasto por estancia hospitalaria, que se entiende como una consecuencia "del aumento progresivo de la complejidad de las enfermedades que se atienden en este hospital".

Sin embargo, se interpreta que una cada vez más importante actividad de la cirugía mayor ambulatoria y la coordinación entre atención especializada y la primaria han traído como consecuencia que las estancias hospitalarias se hayan reducido en su duración, lo que por su parte ha provocado mejores resultados. En otras palabras, el gasto por estancia ha crecido en lo que respecta al desembolso que se hace en medicamentos. Sin embargo, al haber menos estancias ha decrecido ese gasto.

Estos datos positivos no evitan que el gasto total en este capítulo haya aumentado, por esa mayor complejidad en los tratamientos y un mayor número de pacientes en la cirugía ambulatoria. Este último aspecto es tan importante que el Infanta Elena interpreta que si no fuera por estos pacientes, el gasto farmacéutico prácticamente estaría estancado desde hace unos años.

De este modo, más de la mitad del gasto realizado corresponde a pacientes externos, es decir, los del hospital de día y los que son atendidos en régimen ambulatorio. De hecho, los 263 pacientes externos que fueron atendidos durante 2006, consumieron más de la mitad de la partida presupuestaria destinada a medicamentos, para todo el Infanta Elena. Esto se explica por las especiales características de estos pacientes o de la propia medicación que reciben, ya que aquí se incluyen enfermos con VIH, hepatitis C o artritis reumatoide.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios