El importe medio de los préstamos hipotecarios desciende un 22%

  • Los onubenses firman una tercera parte menos de las hipotecas suscritas hace un año

El mejor síntoma para comprobar que la economía de los onubenses pasa por un mal momento es el fuerte descenso que se ha registrado en la concesión de créditos hipotecarios. El parón inmobiliario se ha dejado notar con fuerza en este ámbito y, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, el año 2008 ha comenzado en la provincia con la concesión de menos préstamos y con la petición de cantidades menores para financiar la compra de una vivienda.

El mes de enero se ha cerrado con un descenso en el número de hipotecas constituidas del 35 por ciento. Así, si en enero de 2007 las diferentes entidades bancarias gestionaron 3.082 hipotecas, doce meses después esta cifra caía hasta las 1.994 en nuestra provincia (el descenso medio nacional es del 24 por ciento). Pero no sólo los onubenses han dejado patente una fuerte caída en las nuevas contrataciones para este tipo de crédito, sino que además esta situación coincide con el descenso de los importes. Hasta tal punto que el importe medio de los préstamos concedidos para adquirir una propiedad ha descendido un 22 por ciento situándose en los 121.395 euros, frente a los 156.444 euros que se solicitaban hace un año. La tendencia en Andalucía ha sido la misma, si bien el descenso que se ha registrado ha sido más suave (15 por ciento).

Atendiendo únicamente a las hipotecas de fincas urbanas se comprueba que la evolución es la misma. En un año, el importe medio solicitado por los onubenses a los bancos para financiar esta compra ha descendido un 21 por ciento, situando la cantidad solicitada a las diferentes entidades bancarias en los 118.156 euros, casi 32.000 euros menos que un año antes, cuando el importe medio por el que se contrataban estos créditos alcanzaba los 150.039 euros.

Las cajas de ahorros siguen siendo las entidades prestamistas que más créditos conceden acumulando más de la mitad (62%) de los referidos a fincas urbanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios