sanidad | fin del complejo hospitalario

Los hospitales de la capital están este sábado en alerta informática

  • El Juan Ramón Jiménez y el Infanta Elena proceden a la desfusión de sus sistemas de gestión

  • Las direcciones de los centros no descartan algunos problemas adicionales

Acceso al Servicio de Urgencias del Juan Ramón Jiménez. Acceso al Servicio de Urgencias del Juan Ramón Jiménez.

Acceso al Servicio de Urgencias del Juan Ramón Jiménez. / alberto domínguez

Los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena proceden este fin de semana a la separación definitiva de las aplicaciones que conforman los sistemas de información que compartían como Complejo Hospitalario (CHUH), con el objetivo de disponer de dos sistemas completamente diferenciados. Esta medida, que supone la declaración de alerta informática ante la posibilidad de que surjan algunos incidentes en el funcionamiento del sistema, constituye uno de los últimos pasos para la culminación del proceso de reversión de la fusión hospitalaria, que se ha venido desarrollando de manera progresiva durante todo 2017.

Las tareas de migración y separación de datos se iniciaron ayer por la tarde y finalizarán completamente a las 23:50 de hoy sábado, si bien algunos de los programas se verán afectados durante un periodo de tiempo mucho menor, según indicaron ayer las direcciones de los dos hospitales implicados. En el caso concreto del área de Urgencias, su módulo clínico se ha encontrado sin servicio durante media hora de esta pasada madrugada. Precisamente para poder llevar a cabo estas actuaciones fundamentales, -según añadieron las direcciones- para la definitiva constitución de centros independientes, se han puesto en marcha planes de contingencia de forma coordinada, de manera que la atención a los pacientes no se vea afectada y los profesionales puedan seguir desarrollando la actividad asistencial de forma normalizada durante las horas en las que se lleve a cabo la migración de datos. Para ello, los equipos de trabajo que han coordinado el proceso, se han venido reuniendo con los profesionales de los servicios implicados y se han puesto en marcha las medidas necesarias para que todo discurra con la mayor normalidad posible.

Las direcciones piden disculpas por las molestias que pueda ocasionar la jornada

En cualquier caso, las direcciones de ambos centros hospitalarios desean pedir de antemano, disculpas a los ciudadanos por las molestias que pueda ocasionar puntualmente este procedimiento de separación y agradecer asimismo a los profesionales que se encuentran trabajando en estos turnos "el enorme esfuerzo adicional que les va a suponer, si bien se quiere destacar la importancia y la necesidad de llevarlo a cabo para poder concluir de forma definitiva la separación y constitución de centros independientes".

A principios de diciembre, la dirección del Juan Ramón Jiménez envió un comunicado interno, con el nombre Separación definitivadel Diraya. El programa Diraya es la columna vertebral del sistema sanitario andaluz desde hace una década.

En el comunicado se advertía que había determinados servicios que podrían verse afectados: el Diraya que es el encargado de gestionar la atención hospitalaria, las citas a través de la página web, el Registro de demora Quirúrgica (RDQ), el Módulo de Pruebas Analíticas (MPA) y el de Pruebas de Diagnóstico de la Imagen (MDI).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios