Dos hospitales de Huelva usarán energía solar para calentar agua

  • Con la puesta en marcha de las centrales térmicas en el Juan Ramón Jiménez y Vázquez Díaz se reducirá las emisiones de CO2 en 117 toneladas anuales

Los hospitales Juan Ramón Jiménez y Vázquez Días de Huelva han puesto en funcionamiento dos centrales de energía solar térmica, situándose entre los primeros centros sanitarios del panorama nacional en introducir esta energía alternativa.

El sistema, destinado a cubrir las necesidades de agua caliente conlleva un ahorro económico y una importante reducción de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, según detalló el área hospitalaria Juan Ramón Jiménez, que añadió que esta iniciativa está enmarcada en un "ambicioso" Plan de Gestión Energética Sostenible puesto en marcha para el período 2005-08, pionero a nivel europeo en la implantación de medidas de ahorro y eficiencia energética.

Este plan está permitiendo una reducción de las emisiones atmosféricas de CO2 de más de 2.500 toneladas anuales y un ahorro global del 27% en su factura energética (unos 427.896 euros al año), entre otros.

El aprovechamiento de la energía solar cubre alrededor del 75% de las necesidades de agua caliente del Área Hospitalaria y ha supuesto una inversión de 435.000 euros, subvencionada parcialmente por la Agencia Andaluza de Energía. Esta partida forma parte del proyecto integral de gestión energética del área hospitalaria, con una inversión aproximada de 3,2 millones de euros.

El sistema de producción de agua caliente sanitaria, que se encuentra ya a pleno rendimiento, ha sido diseñado para garantizar el máximo confort en los centros, compatibilizándolo con el mayor ahorro energético y la protección del medio ambiente.

En este sentido, disminuye en más del 70% el consumo de gas natural que se empleaba para producir agua caliente sanitaria, con un ahorro anual de casi 700.000 kilovatios.

Asimismo, supone una reducción de 117 toneladas de emisiones atmosféricas contaminantes de CO2 anuales, una cifra equivalente a la que emitiría un coche de gama media al recorrer 626.000 kilómetros.

Para la explotación de este recurso natural, se han instalado dos plantas de energía solar térmica con 256 captadores solares planos que ocupan una superficie de 601 metros cuadrados y se encuentran distribuidos en las azoteas de los hospitales Juan Ramón Jiménez (507m2) y Vázquez Díaz (94 metros cuadrados). Los paneles han sido dispuestos con orientación sur e inclinación de 45 grados para conseguir el máximo aprovechamiento de la luz solar.

La energía captada de la radiación solar se acumula en forma de agua caliente en seis depósitos en el Juan Ramón Jiménez con una capacidad de almacenamiento de 36.000 litros y dos depósitos en el Vázquez Díaz con 12.000 litros. Este líquido almacenado a altas temperaturas se emplea para calentar el agua destinada a usos higiénicos en los dos centros.

El aprovechamiento de energía solar que realiza el área hospitalaria es de tal magnitud que serviría para cubrir todas las necesidades de agua caliente a 42 grados correspondientes a 160 familias, con cuatro miembros cada una, sin tener que abonar el recibo de gas.

El marco de referencia de esta apuesta en gestión energética que viene realizando el centro se encuentra en las directivas europeas recogidas en el Libro Verde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios