Los hombres perciben tener una mejor salud que las mujeres

  • Aunque la diferencia estriba en más de siete puntos, en ambos géneros ha aumentado en estos últimos años, la sensación de bienestar

La población masculina percibe disfrutar de mejor salud que la femenina. Así lo evidencia un estudio realizado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS). En todo caso, los datos son positivos en ambos géneros, aunque los hombres despuntan con un 78,1% de los casos en los que estiman que su salud es buena o muy buena. El porcentaje se queda en el 70,8% en el caso de la población femenina. En los otros dos parámetros (estado de salud regular y mala o muy mala, ganan las mujeres). Sin embargo en ambos géneros ha aumentado en los últimos años, el porcentaje de población que siente que su estado de salud es bueno.

Los datos concuerdan por lo tanto, con lo que puede considerarse como la causa por la que la población femenina acude más al médico, ya que el 59% de las consultas en los centros de salud, lo ocupa las mujeres y lo mismo ocurre en las consultas de enfermería. Sin embargo, la tendencia sólo se invierte en el caso de pediatría, cuyas consultas las ocupan en un 52% los niños.

Los datos que ofrece el estudio del SAS son menos radicales que otros con los que cuentan otras entidades. Ese es el caso de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc) que indica que la relación en la frecuentación de las consultas es de 4 a 1 a favor de las mujeres, si bien esta diferencia va decreciendo cuanto mayor es la edad de los pacientes. Hay que tener en cuenta que la franja de edad que se prolonga desde los 4 hasta los 30 años, pasa prácticamente inadvertida en las consultas en el caso de los varones, a no ser que sea como una consecuencia de un trauma, vacunación o planificación familiar. El caso de la mujer es distinto. Aunque lógicamente en la época de juventud su presencia en las consultas es también bastante menor, la aparición de la edad fértil y sobre todo los embarazos, hacen que las féminas acudan más a los centros de salud.

Regresando al estudio del SAS, nos encontramos con que a nivel de atención especializada, las estancias medias de los hombres son superiores a las de las mujeres ya que son 8,62 y 6,67 días, respectivamente.

Finalmente, los índices de satisfacción por el servicio recibido en el SAS, es bastante elevado en los dos sexos, siendo algo superior en los varones en el caso de los centros de salud y los hospitales y casi imperceptiblemente mayor en las mujeres, en las consultas externas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios