Los hermanos mayores conocen las nuevas normas de seguridad

  • Asisten al pleno la subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos, y el alcalde, Gabriel Cruz

Los hermanos mayores conocieron ayer las medidas que va a tomar el Centro de Control Operativo (Cecop) de cara a la próxima Semana Santa. La idea es mejorar la comunicación entre las fuerzas policiales y las hermandades con el objetivo de adecuar la capacidad de respuesta de las cofradías a posibles imprevistos. El Cecop viene realizando diferentes encuentros de trabajo, en los que ha participado la junta del gobierno del Consejo de Hermandades.

En la noche de ayer acudieron hasta la reunión plenaria la subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos, así como el comisario de la Policía Nacional, Florentino Marín, y el jefe de la Policía Local, Rafael Mora. En la misma dieron cuenta de las actuaciones que se están realizando con el fin de encontrar un contacto más cercano y fluido de los cuerpos de seguridad con los responsables de las distintas hermandades, para informarles y asesorarles de cómo actuar si se produce algún imprevisto vinculado a la seguridad de la cofradía en la vía pública durante la estación de penitencia.

Este encuentro mantenido ayer se produce al considerar que es muy importante que estos protocolos de actuación lleguen a todos los hermanos para responder con eficacia y serenidad ante cualquier contingencia.

La clave estará en la colaboración estrecha entre hermandades y fuerzas de seguridad. De esta forma se pretende poner en marcha un plan que haga compatible el disfrute de los ciudadanos con las medidas de seguridad que requiere un acontecimiento de tal magnitud e importancia en nuestra ciudad.

El presidente del Consejo, Antonio González, ha valorado muy positivamente los encuentros que se están manteniendo con el objeto de mejorar la seguridad y la fluidez en las calles de los recorridos procesionales. En este sentido se refirió a la Carrera Oficial, donde se ha mantenido una reunión in situ con los responsables de la Policía para analizar el recorrido y reforzar la seguridad. Antonio González destaca que la reunión de ayer fue muy importante a la hora de trasladarle a los hermanos mayores la preocupación tanto de la Subdelegación como del Ayuntamiento por la seguridad. Unas instrucciones que le serán trasmitidas a los hermanos de las cofradías y en el caso de la Carrera Oficial a los usuarios de la misma, con el fin de que sepan actuar en caso de cualquier emergencia.

Por otra parte, el pleno de hermanos mayores abordó las cuestiones propias de la cercanía de la Semana Santa, cuando a fecha de 31 de diciembre están cerrados los horarios e itinerarios de las cofradías. Una reunión en la que los hermanos mayores recibieron de manos de la junta del Consejo el reparto de la venta de los abonos de sillas, de la que recibirán 4.240 euros.

El Consejo este año también promueve el cambio de las telas para los palcos, así como el pintado de todos, después de la reforma realizada de las maderas de los mismos en años anteriores. Ahora tocaba lo estético en un esfuerzo en el que están en estos momentos.

Ante la cercanía de la Semana Santa, el presidente del Consejo Antonio González informó a los hermanos mayores que la reforma de los estatutos se abordará tras la Semana Santa, para poder atender ahora a los preparativos de la misma.

El próximo acto del Consejo de Hermandades es el vía crucis de las cofradías que presidirá la imagen de Nuestro Padre Jesús de Pasión, el próximo día 26 de febrero, en la Plaza de San Pedro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios