El guardabarrera del tren, futuro Museo de las Marismas

  • El plan contempla restaurar el pequeño edificio del ferrocarril para una muestra permanente

Más allá del programa residencial, el plan que han consensuado las administraciones para esta zona periférica de Huelva pasa por una dinamización del distrito III, lastrado por problemas de exclusión social y, en determinados focos, tráfico de drogas. Es por ello que, entre las actuaciones contempladas, tienen un papel fundamental las nuevas dotaciones (concebidas no sólo para estos barrios, sino también para El Carmen, las Colonias y La Navidad), equipamientos y comercios que dinamicen el área y potencien las actividades productivas. En esta línea, el Ayuntamiento pondrá en marcha en las nuevas urbanizaciones de Cardeñas y Santa Lucía programas comerciales con subvenciones para los pequeños y medianos empresarios.

Igualmente se aportarán atractivos adicionales a estas barriadas, con el proyecto del Museo de las Marismas. Según indica el documento que recientemente fue aprobado por el Consistorio, "aprovechando la existencia de un edificio destinado a guardabarrera del ferrocarril de Zafra, se ha considerado posible su rehabilitación arquitectónica y, toda vez que se encuentra en una zona en la que no es precisa la urbanización, proceder a establecer en el mismo la exposición permanente de la barriada".

A esta actuación, el programa reserva un presupuesto de 68.000 euros.

El edificio, de una sola planta (con 40 metros cuadrados construidos), sería objeto de una demolición interior, "de forma que tan sólo existiera una sala en la que desarrollar, en paredes y paneles informativos, la documentación más importante e interesante que se deduzca de la investigación histórica realizada".

Y es que, entre los objetivos del Área de Rehabilitación Integral de Marismas del Odiel, se encuentra la recuperación de "la Memoria Histórica de la Barriada". Como recordaron los redactores de este programa, esta zona de la capital "ha sido profusamente habitada en estos últimos cien años; ha sufrido procesos de inundaciones, de transformación, ha refugiado a inmigrantes, a vendedores de droga, a familias normalizadas, etc., ha sido un Barrio [insistiendo en las mayúsculas, desterrando estigmas] de la ciudad en el que, por su marhinalidad, las crónicas tan sólo se han centrado en los sucesos, catástrofes o detenciones, en definitiva la única publicidad que generan las áreas marginadas".

Es por ello que desde el Área se entiende que, en el marco de los trabajos destinados a la normalización de esta zona, también hay que centrar esfuerzos en la recuperación de una historia "no vinculada a la información social generada en la barriada". Un objetivo que se vertebraría en tres líneas de actuación: (1) la investigación histórica de la barriada. (2) la publicación de su Historia; y (3) la creación de un espacio de exposición para su difusión, contando con la disponibilidad del edificio ferroviario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios