El gobernador civil más joven de España y delegado del Gobierno

  • Tuvo la oportunidad de estar cerca de las ocho provincias andaluzas con el PER y la Expo 92

Alfonso Garrido dejó en 1981 de ser viceconsejero de Política Territorial e Infraestructura de la Junta para convertirse en el gobernador civil más joven de España. Era gobernador de Sevilla en 1982 y en 1987 lo compagina con el nombramiento de delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Andalucía y hasta 1993, cuando es elegido senador por la provincia sevillana.

De este tiempo que va a dedicar a la política como militante socialista en Sevilla dice que tiene "el privilegio de asistir a la vuelta del gobierno socialista en la provincia que lideró el socialismo en España". Una ocasión que le da el partido de estar en la atalaya del cambio que se realiza desde Andalucía, "con un caudillo langideciente pasamos a poner los cimientos del nuevo país, en el 75 estábamos en el culo del mundo y 30 años después somos la octava potencia mundial". Asegura que una de las satisfacciones fue la puesta en marcha del Plan de Empleo Rural y ver cómo se transformaban los pueblos de toda la comunidad autónoma. Estuvo, además, en toda la organización de la Expo 92, con muchas reuniones, hasta en el FBI, pero dice que también ellos tiene mucho que aprender de los españoles. Aquella fue una gran oportunidad para nuestro país y Alfonso Garrido pudo estar con muchos presidentes y Andalucía mejoró en infraestructuras con el Plan 92.

Pero también hay momentos difíciles. "Lo más terrible fueron los 33 entierros de víctimas del terrorismo a los que tuve que asistir, aún me sigue aflorando la emoción, por eso no puedo admitir que alguien quiera hacer política con esto; ahí te dejas parte de tu vida, sin duda es algo que me ha marcado".

En la actualidad es consejero técnico en la Dirección General de Política Interior, aunque dice que la política no se deja nunca aunque a él le tocó estar en un momento en parte perdedora, en la de los guerrista, "no fue un debate ideológico, sino de quítate tú que me pongo yo", sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios