Huelva

La familia del recluso fallecido en su celda denuncia a la prisión

  • Instituciones Penitenciarias investiga el suceso, acontecido el pasado 10 de abril

Panorámica del patio de la prisión de Huelva. Panorámica del patio de la prisión de Huelva.

Panorámica del patio de la prisión de Huelva. / josué correa

Francisco José Pérez León tenía 28 años y era natural de Cabezas Rubias. Se encontraba en prisión preventiva en el presidio onubense de La Ribera desde el pasado agosto. En enero se sentó en el banquillo del Juzgado de lo Penal 4 de Huelva para responder por un delito de robo con violencia e intimidación. Le cayeron cinco años de condena.

La muerte lo alcanzó el pasado 10 de abril. En el informe preliminar del forense que le realizó la autopsia, al que ha accedido Huelva Información, se detalla que Pérez León fue visto por última vez con vida a las 21:30 del lunes 9 de abril, durante el cierre de su celda, en el módulo cuatro del recinto carcelario. Y que fue descubierto ya cadáver el martes 10 de abril, durante el recuento matutino.

Se refiere, además, que fue trasladado al bloque de enfermería, donde se le realizó un electrocardiograma y se certificó su fallecimiento. "Presenta midriasis ocular muy acusada bilateral y salida de sangre por ambos oídos, por lo que se sospecha caída al suelo con fractura de base craneal". No obstante, el forense acabó descartando en el informe la existencia de dicha fractura. Era policonsumidor de estupefacientes, aunque en su celda solo se encontró "una pipa para fumar hachís".

Las conclusiones de los expertos del Instituto de Medicina Legal de Huelva apuntan como causa de la muerte una "insuficiencia cardiorrespiratoria aguda". Como hora del fallecimiento fijan las cuatro de la madrugada. El análisis de su orina dio positivo a "metadona, antidepresivos tricíclicos, THC y benzodiacepinas", si bien el médico forense remitió pruebas para el análisis complementario al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

El Juzgado de Instrucción 5 de Huelva, de guardia aquel día, investiga el caso. Pero los padres de Francisco José no se han quedado conformes. Consideran que la versión que les dio el penal no concuerda con el resultado del examen forense, como indicó a este diario la madre del joven, Josefa León. Por ello el miércoles pasado interpusieron una denuncia ante el Juzgado de Instrucción 2 de Huelva contra el Centro Penitenciario de La Ribera.

En la denuncia refieren que en la cárcel "les dijeron que el fallecimiento se produjo porque el interno se cayó de la cama y se dio un golpe en la frente". El forense determina que pereció decúbito supino, es decir, bocarriba. Y que "se lo encontraron todavía con vida a las 8:30 y que murió posteriormente en la enfermería".

Esta versión obtenida por los padres del finado, según detallan ellos en la denuncia, no casa con el informe de la autopsia, donde se pone de manifiesto que Pérez León murió a las 4:00.

Este diario ha contactado además con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que asegura que, como ocurre tras cada muerte de un recluso, "hemos abierto una investigación interna". La institución está, además, a la espera de los resultados de Toxicología, que pueden tardar dos meses en llegar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios