La exigencia de más infraestructuras espera un acuerdo para tomar forma

  • Caraballo y Cruz impulsan un encuentro con agentes sociales y económicos que emplaza a otro con los alcaldes onubenses

Imagen del encuentro mantenido ayer en la Diputación de Huelva bajo la presidencia de Cruz y Caraballo. Imagen del encuentro mantenido ayer en la Diputación de Huelva bajo la presidencia de Cruz y Caraballo.

Imagen del encuentro mantenido ayer en la Diputación de Huelva bajo la presidencia de Cruz y Caraballo. / oscar lezameta

Un acuerdo unánime entre los agentes económicos, sociales y políticos más representativos de toda la provincia impulsado por el alcalde de Huelva y el presidente de la Diputación y una decisión sobre la manera de pedir más compromiso de las administraciones sobre la exigencia de dotar a la provincia de más infraestructuras, queda a la espera de una reunión con los alcaldes de la provincia para concretar la manera de llevarla a cabo. La reunión presidida ayer por Gabriel Cruz e Ignacio Caraballo terminó con el compromiso de todos, incluso de intereses tan dispares como los de los sindicatos y empresarios, en que "algo hay que hacer" para que la provincia esté únicamente arrinconada desde un punto de vista geográfico y no desde el político. Las críticas al Gobierno y el mal recuerdo de dos reuniones con el titular de Fomento, centraron unas discusiones que, tal y como pasó con la Agrupación de Interés por las Infraestructuras, quedó emplazada para una mejor ocasión.

Fue Gabriel Cruz quien recordó el "contenido común de una resolución que coincide con la petición de mejora de una conexión ferroviaria entre Sevilla y Huelva que en la actualidad dura más de hora y media, algo que es inasumible, sin ningún tipo de inversión y sin que el ministro de Fomento ofrezca una alternativa a la misma. Las dos reuniones mantenidas con él han sido dolorosamente coincidentes". Para Cruz, "es necesario dar a conocer que no hay ni un paso atrás, que exigimos comunicaciones modernas y eficaces que permitan articular oportunidades de desarrollo", aunque manifestó su rotundo rechazo a "la posición de no inversión en Alta Velocidad, o que no interesa en absoluto la Huelva-Zafra".

Por su parte, el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, expuso su extrañeza por la actitud del titular de Fomento, "ya que no nos dio ningún motivo que justificara la falta de inversiones en Huelva, ni tan siquiera la razón de por qué el aeropuerto continúa a la espera de una autorización, ya que en este caso no va a suponer ningún gasto porque es de iniciativa privada". Caraballo abundó en la tesis del "abandono y arrinconamiento de la provincia" para justificar la búsqueda de una "posición común" de cuantos más agentes sociales y económicos, mejor".

El secretario general de UGT, Sebastián Donaire, se encargó de desgranar las posibilidades perdidas en "turismo, industria y minería, que no se arreglan con una variante en Beas o una rotonda en Valverde; sencillamente nos han dejado fuera de los Presupuestos Generales del Estado; estamos en el vagón de cola y continuamos como la provincia de las potencialidades".

En parecidos términos se expresó Javier Mateo, presidente de la Comisión de Infraestructuras de la Federación Onubense de Empresarios, quien mostró su satisfacción por la reunión de ayer, ya que "pone en marcha una nueva línea de trabajo". A su juicio, "la provincia acumula un retraso de años, con una caída constante de empleo e incluso de pérdida de población; los números son claros y estamos a la cola del país, por lo que estamos dispuestos a cualquier tipo de actuación para exigir a Junta y Ministerio, nos es igual la administración de que se trate, que se ponga fin a esta situación".

Será la semana que viene, después de la reunión con los alcaldes de la provincia, cuando la reivindicación tomará forma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios