tráfico | vigilancia en las carreteras onubenses

Los excesos de velocidad más denunciados llegan por la A-49

  • El radar fijo situado antes del desvío de La Palma y el del cruce de La Ribera, a la llegada a la capital, son los más delatores: 9.290 denuncias.

  • Sólo hay datos de cinco puntos en Huelva.

Comentarios 0

Una advertencia para los conductores habituales de la A-49 en dirección a Huelva: los excesos de velocidad se pagan muy caro, sobre todo los que se cometen antes de llegar al desvío de La Palma del Condado. En ese punto kilómetro 46,3 de la autovía que conecta con Sevilla, se sitúa un radar fijo que es el que más denuncias genera en las carreteras de la provincia onubense. El pasado año 2016 fueron 4.854 en total, poco más de 13 al día. No parece gran número comparado con otras provincias pero es un toque de atención significativo para los posibles infractores: el sistema de detección está en perfecto estado y habrá que pagar por pasarse del límite.

Pero éste no es el único punto negro por infracciones de velocidad en la misma vía. También en sentido a la capital onubense, en la H-31, que es como se denomina la A-49 a partir del desvío hacia la frontera portuguesa, se sitúa el segundo radar que más multas generó en 2016. Éste se encuentra a pie de carretera, en la mediana, junto a la incorporación a la autovía desde La Ribera, y provocó poco menos de 400 denuncias que el de La Palma: 4.436. En total, para los vehículos que toman esa autovía en dirección a la capital onubense, 9.290 infracciones denunciadas durante el pasado año.

2.159Denuncias. De los tres radares entre Huelva y Punta se lleva la palma el situado junto al repetidor.

Todos estos datos forman parte del último informe Radares y velocidad elaborado por la organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA). En él recopilan los datos de denuncias por exceso de velocidad generadas por los radares fijos de todas las comunidades autónomas españolas, a excepción de País Vasco y Cataluña, que no les han remitido la información requerida en este sentido.

El balance general que refleja el informe deja 1.712.512 infracciones sancionadas por este concepto a partir de la detección en 344 radares fijos de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo que supone una media de multas en torno a las 5.000 por radar (4.978), y la localización del 72,2% del total en vías principales (68,5% en autopistas libres y autovías, y el 3,7% en autopistas de peaje) y el 27,8% en carreteras convencionales.

En la provincia de Huelva, casi todas las denuncias formuladas procedían de carreteras de doble carril, en este caso las autovías A-49, H-31 y A-497. Entre ellas, y de tres de sus radares, se generaron el 94,9% de las sanciones comunicadas a conductores por exceso de velocidad. Sólo el 5,1% restante es de carreteras secundarias, como es el caso de la N-435 y la A-494. El primero de ellos, en la carretera de la Sierra, hacia Badajoz, se sitúa en el kilómetro 180, en el término municipal de Zalamea la Real, y es el cuarto en denuncias generadas en Huelva: 481. El segundo está en el kilómetro 13 de la A-494 que conecta Moguer y Mazagón: sólo 132 sanciones en todo el año.

Por encima de éstos, los radares fijos menos productivos de la provincia, se coloca el ubicado en el punto kilométrico 11,9 de la autovía de Punta Umbría, la A-497, en dirección a la capital, a la altura del repetidor de televisión. De ahí salieron 2.159 denuncias, a una media de 5,9 al día.

No hay más. De los once radares fijos que tiene la DGT instalados en las carreteras de la provincia de Huelva sólo hay datos de cinco de ellos en el informe citado de la AEA. Y de estos, sólo los dos primeros se acercan a la media nacional, aunque ligeramente por debajo de las 4.900 denuncias.

Los seis restantes son el otro de la A-49, sentido Sevilla; dos de los tres situados en la N-435, sentido Huelva; los dos de la A-497 en ambos carriles al final del puente del Odiel hacia Punta Umbría; y el de la carretera de Matalascañas. No hay cifras de ninguno de ellos, por lo que, supuestamente, no habría detectado excesos de velocidad a lo largo del pasado año, o no se habrían formulado denuncias por infracciones detectadas.

De esta forma, el total generado en las carreteras de la provincia onubense fue de 12.062, aunque realmente repartidas entre cinco radares de los once existentes.

En su recopilación de los datos, AEA, de hecho, anota situaciones parecidas en casi todas las provincias españolas. Incluso se apunta como hecho extraordinariamente llamativo "que los radares fijos de Tenerife no formularan ninguna denuncia el año pasado".

Tanto en Andalucía como en España, el radar más delator es el que se sitúa en la A-4, en el punto kilométrico 417,5, poco antes de llegar a Córdoba capital. Un total de 80.582 sanciones, a casi 221 por día, convirtieron este dispositivo en el más productivo en la recaudación por exceso de velocidad, seguido de lejos también en el cómputo nacional por otro andaluz, el del kilómetro 10,4 de la Ronda Oeste de Málaga (MA-20), con 36.022 denuncias.

Los últimos datos conocidos de la provincia de Huelva en cuanto a recaudación por sanciones de tráfico, relativos al primer semestre de 2015 (aún no están disponibles los del pasado año), revelaban que el 30% del total procedía de los radares y de infracciones por exceso de velocidad: alrededor de los 600.000 euros de los más de 1,8 millones de euros que reportaron las multas. Sólo superaron a Huelva en recaudación per cápita Málaga y Sevilla.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios