La excavación del Seminario lleva a Huelva a finales del Neolítico

  • Es la primera vez que aparecen estructuras dolménicas en la costa onubense · Se amplían los límites del poblamiento asociado a la ciudad, anterior a la época tartésica que era la zona del puerto

Comentarios 6

La excavación del Seminario, la más extensa llevada a cabo en Huelva capital está ahora en fase de estudio a cargo del equipo de arqueólogos de Ánfora, que está al frente de la misma. Los primeros resultados son muy interesantes. La intervención arqueológica se realiza en el Plan Parcial Número 8, llamado Seminario de Huelva, con una extensión de 23 hectáreas, de lo que ya se ha investigado el 50%. No obstante, el yacimiento arqueológico es de mayores dimensiones, ya que se ha constatado que hay restos de las mismas épocas más allá de los límites del Plan Parcial, en los terrenos circundantes. Se ha excavado tan sólo en la superficie del Plan Parcial, ya que era el terreno que iba a ser afectado por las obras de urbanización y edificación, por lo que es de esperar que en futuras actuaciones las excavaciones vayan aportando nuevos datos.

Los hallazgos que se han producido en este yacimiento son de enorme importancia histórica y patrimonial. Se ha documentado en este yacimiento la secuencia histórica más larga y completa jamas obtenida en Huelva. Es la primera vez que en nuestra capital se estudia una secuencia temporal tan extensa que abarca desde el Neolítico Final IV Milenio antes de Cristo hasta la época contemporánea. Es, además, la primera vez que aparecen estructuras dolménicas en la costa onubense. Pero también la primera ocasión que aparecen ídolos cilíndricos en su contexto original, tal como fueron depositados hace 5.000 años, sin que haya sido alterado el depósito posteriormente. Pero también se pueden estudiar por vez primera las formas de cultivo de época tartésica.

Los trabajos de investigación que se están realizando lleva a los arqueológicos a ampliar los límites del poblamiento asociado a nuestra ciudad, tiene así un municipio más extenso, más que el portuario. Aquí hay una explotación agrícola en lugar estratégico, en una posición elevada, de control, en la antigua vía romana que pasaba por aquí, era el antiguo camino de Trigueros que llegaba hasta el mismo puerto. A esto, como lugar de interés para el poblamiento hay que poner en relieve los arroyos que nace por aquí con agua dulce, que vienen a desembocar en el estero del Ricón, con el que este asentamiento debería tener buena conexión ya que se han encontrado grandes depósitos de almejas como actuación del marisqueo, desde el calcolítico hasta la época islámica.

Los hallazgos ofrecen nuevos datos muy interesantes ya que hasta ahora siempre se habló de remontar a Huelva a la época tartésica, pero es aquí anterior con los datos que ahora se tienen llegan hasta el neolítico.

Pero también hay otras aportaciones en este estudio que realiza Ánfora y es la aparición de cultivos, aparentemente vides, por lo que ahora la hipótesis de trabajo es que si en la época de los romanos se conoce el comercio del metal y la salazón, por qué no en época tartésica además de comercial con el metal también se hiciera con el vino. Se espera nuevos análisis para seguir confirmando lo que ahora mismo está en fase de investigación.

En la excavación realizada en el Plan Parcial Número 8 Seminario de Huelva, los hallazgos han sido los siguientes: Del III Milenio antes de nuestra era se han localizado un poblado muy extenso, formado por varios cientos de estructuras de fondo de cabaña, silos con restos de productos de consumos, entre los que destacan los bivalvos procedentes de las marismas (almejas y navajas).

Los dos hallazgos más espectaculares para este período son la existencia de varios enterramientos del tipo dolménico, que se han conservado completos, con la totalidad de restos humanos y sus ajuares conservados en su interior, y los dos depósitos de ídolos cilíndricos que se presentaron a la prensa por parte de la Delegación de Cultura de Cultura. Estos ídolos se encuentran depositados en el Museo de Huelva y se está procediendo a su estudio, existiendo el compromiso por parte de Cultura de financiar parte de su limpieza en este año 2008 para poder proceder a su exposición en las salas del Museo. Con motivo del Día Internacional de los Museos, se presentó una de las piezas que ya se puede contemplar en una vitrina del Museo de Huelva.

Del II Milenio antes de nuestra era se ha localizado una necrópolis de tumbas individuales, con ajuares muy interesantes, consistentes en cuencos cerámicos, conchas de pectem (la conocida como concha de Santiago), y piezas metálicas entre las que destacan dos puñales con remaches y un pendiente de plata.

Del I Milenio antes de nuestra era, fase en la que se forma la civilización tartésica, tan importante en Huelva, se han localizado algunos restos y estructuras que pueden implicar un cambio muy importante en la historia de las investigaciones para esta época.

Se ha localizado un poblado conformado por grandes fondos de cabaña y otras estructuras asociadas, donde se han localizado, además de restos cerámicos propio de esta época, algunos elementos cerámicos y de otro tipo, procedentes del comercio con el mediterráneo. Se han localizado cerámicas fenicias, cerámicas procedentes de Cerdeña, así como cuentas de collar egipcias e incluso un escarabeo.

Pero quizá lo más impactante de esta época, es la localización de campos de cultivo que ocupan gran parte de la superficie, que está datado provisionalmente en la primera mitad de este milenio (entre los años 1000 y 500 a.C.). El equipo de investigación supone que estos cultivos pueden corresponderse con vides. De confirmarse esta hipótesis estaríamos ante uno de los cultivos de vides para la fabricación de vino más extensa y antigua de Europa, constatada arqueológicamente, no sólo por las fuentes escritas.

Ya de época histórica se han localizado restos de necrópolis visigoda e islámica. La necrópolis visigoda es continuación de la excavada por Mariano del Amo en la década de los años setenta en la zona de la barriada de la Orden, publicada en la revista Huelva Arqueológica. La necrópolis islámica es la primera excavada en Huelva capital.

Asociada a esta necrópolis islámica se ha localizado un campo de silos, estructuras excavadas en el suelo, de hasta dos metros de profundidad, que si bien inicialmente se utilizan para almacenar alimentos (grano principalmente), el último uso que han tenido es de basurero, y como lugar donde guardar materiales constructivos (ladrillos), para las reparaciones de las viviendas de la época.

También se han localizado campos de vides de época moderna, además de una era para trillar de época contemporánea.

El interés científico de estos hallazgos ha llevado ya a publicar los resultados preliminares de la excavación en la revista especializada del Instituto Arqueológico Alemán de Madrid, Madrider Mitteilungen, de reconocido prestigio internacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios