La evaluación del estado del edificio del incendio de Santa Marta finaliza hoy

  • El informe estará listo el lunes y podría comenzar la reparación de la zona más afectada

El arquitecto, contratado por la comunidad de propietarios, empezó ayer a evaluar el estado del bloque de viviendas de Santa Marta afectado por el incendio con la finalidad de comprobar si existen daños estructurales y hasta qué punto afectan la seguridad del inmueble. Se trata de un edificio con dos portales perjudicados, 37 y 39, y en el primero, el más dañado, se ubica el bazar que salió ardiendo, un establecimiento comercial que tiene anexo un local del portal 39 al que se propagó el fuego.

Hasta que no se tenga garantizada la seguridad estructural del edificio no se puede actuar en las dieciocho viviendas del portal 37, aquellas que hay encima del bazar, así como en las nueve del portal 39 que, al igual que las anteriores, se han quedado sin saneamiento, aunque éstas, al contrario de las otras, si tienen luz y agua. Según el arquitecto, estas nueve podrían estar operativas en unos días.

El técnico analizó ayer las viviendas afectadas del portal 37 y sólo apreció "pequeñas fisuras en la tabiquería que no tienen relevancia a efectos estructurales". Explicó que los más perjudicados son los pisos 1C y 1D, los que se encuentran justo encima del bazar, cuyas tuberías de saneamiento, que están en el techo del establecimiento comercial, se han fundido con el fuego, de manera que se tendrán que retirar y poner otras nuevas y realizar una rehabilitación parcial de las viviendas, de manera que sus propietarios tardarán más que el resto de vecinos en poder volver a sus casas.

Queda por evaluar el local, en el que se produjo el incendio, ayer no se pudo hacer porque continuaban los trabajos de desescombros. El arquitecto comentó que existen vigas ligeramente dañadas, que podría ser por el efecto spalling -la acción del calor en el hierro-, por lo que hay que conocer la temperatura alcanzada por el fuego para saber la pérdida de resistencia que haya podido sufrir la estructura. Hoy se terminará de evaluar el local y el lunes podría estar el informe requerido por la Gerencia Municipal de Urbanismo y se podría empezar con las obras de reparación. Se trata de renovar las instalaciones de saneamiento común del edificio, y las de agua y luz.

No obstante, en las viviendas del ala situada en la parte contraria al bazar, otras dieciocho, en la que no hay problemas de saneamiento, ya se empezó el miércoles a meter la nueva instalación de agua y luz y en unos días podrán regresar los vecinos a sus casas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios