La oferta de golf estival supera la crisis gracias al turismo nacional

  • Los clubes aprovechan la alta ocupación en la Costa para lanzar ofertas durante el verano, que para este sector de ocio y deporte es temporada media · La provincia cuenta con una deccena de campos

Los campos de golf de la provincia de Huelva, que se concentran en la franja costera, organizan torneos estivales para captar la atención de los aficionados a este deporte. Esta es la táctica que vienen utilizando en los últimos años y da resultados. De hecho, pocas diferencias ha apreciado el sector con respecto a la ocupación que de la temporada pasada, según coinciden algunos de los responsables de los establecimientos. Siempre, teniendo en cuenta que el nivel de ocupación se aleja del 100% pues, para este sector, el verano es temporada media.

El visitante nacional es el cliente mayoritario de esta época en los campos de golf de onubense. Esto marca claras diferencias con respecto al cliente de temporada alta, que básicamente llega a Huelva a jugar al golf. El turismo nacional de verano tiene una clara preferencia por la oferta de sol y playa, que es la oferta turística por excelencia de la provincia de Huelva. Este visitante aprovecha algunos días a la semana, no más de tres, para practicar este deporte. Atendiendo a esta demanda los campos de golf lanzan ofertas en las zonas de playa para que los aficionados aprovechen su estancia veraniega para visitar los distintos campos. En Huelva, esto es posible gracias a la cercanía que existe entre los distintos campos.

También en esta época del año, los campos de golf de la provincia organizan torneos de golf a modo de ronda por distintos campos. Es el caso de los dos de El Rompido o el de Isla Canela y los dos campos de Costa Esuri Golf Club. Juan Sánchez de El Rompido explica que con los torneos han logrado tener llenos del 100% durante los fines de semana. La mayor parte de los participantes proceden de Sevilla y Madrid y llegan a Huelva para disfrutar de dos jornadas de golf. Los torneos incluyen actividades lúdicas como cenas acompañadas de actuaciones musicales u otras ofertas lúdicas.

Kostka Horno de Isla Canela Golf explica que en esta época del año lo normal es que el visitante que esta disfrutando entre dos y tres semanas de vacaciones en la zona, dedique no más de tres días a la semana a practicar este deporte. Se trata de un aficionado de entre 30 y 50 años, que está disfrutando de unas vacaciones en familia y que en ocasiones acude acompañado del resto de la familia.

Horno explica que este visitante no tiene nada que ver con el de la temporada alta de golf (finales de septiembre-mediados de diciembre; 8-10 de enero hasta Semana Santa). Este es algo mayor, de 40 años en adelante, y llega sólo o en pareja. Precisamente es en esta temporada alta en la que el sector del golf de la provincia se ha resentido más al haber bajado la ocupación, al menos, un 10% con respecto al año anterior.

Horno, que también es el presidente de la Asociación de Campos de Golf, asegura que sobre todo se ha apreciado un descenso en el visitante inglés porque ha bajado su poder adquisitivo.

En la provincia existe una decena de campos de golf, casi todos ellos de 18 hoyos. Forman parte de una oferta de ocio y deporte abierta al público, excepto el de Corta Atalaya, en Minas de Riotinto, que es para socios. El resto se reparte entre los núcleos costeros desde Isla Canela en Ayamonte y Matalascañas en Almonte, pasando por Islantilla, El Rompido y Nuevo Portil en Cartaya y Aljaraque. En cuanto a los proyectos, en La Monacilla en Aljaraque, estaba previsto abrir este año uno más, así como en otros municipios del interior y de la costa donde se iban a construir acompañados de complejos urbanísticos.

10

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios