Tres empresas optan a la rehabilitación integral del mercado de San Sebastián

  • Una vez culminado el plazo para presentar las ofertas, la mesa de contratación adjudicará las obras, que durarán un año como máximo

Tres empresas optan a rehabilitar el Mercado de San Sebastián, después de que las obras de esta plaza de abastos de la capital fueran licitadas por el Ayuntamiento el pasado 7 de febrero por un millón de euros con el objetivo de modernizar el inmueble para devolverlo a su estado original y dinamizar su funcionamiento mediante la agrupación de los puestos en la planta baja.

Las empresas interesadas en presentar sus ofertas tuvieron hasta el día 5 de marzo para hacerlo y el plazo máximo para la ejecución de las obras es de doce meses, tal y como consta en el pliego de condiciones. Una vez que se han recepcionado las tres ofertas, la mesa de contratación procederá en los próximos días a la correspondiente apertura de sobres.

El Consistorio licitó las obras en febrero por un millón: 826.446 euros más 173.553 de IVA

Los criterios de contratación contemplan hasta 70 puntos para la bajada sobre el precio máximo de licitación y hasta 20 puntos para las mejoras de obra: no pudiendo superar el 3% del presupuesto de ejecución material, deberán consistir en suministrar equipamientos del mercado tipo luminarias o persianas de cierre de acero inoxidable (las características están descritas en la documentación gráfica del pliego de prescripciones técnicas).

Además, se contemplan hasta diez puntos por la reducción del plazo de ejecución de las obras. Al respecto se determina un máximo de dos meses de reducción de plazo, de modo que se otorgarán cinco puntos por cada mes de merma con respecto al plazo máximo previsto de ejecución de las obras, que es de doce meses.

Según el proyecto de reforma, la rehabilitación del edificio, que cuenta con una estructura muy definida de pórticos de gran altura -con un atrio central al que rodea una pasarela abierta- se hace necesaria para poner en valor una de las instalaciones municipales con más arraigo dentro de la barriada.

En cualquier caso, la propuesta trata de ser "conservadora con la estructura original del edificio", que actualmente "se encuentra enmascarada, pues es difícil apreciar la belleza del mismo dada la disposición de los puestos actuales".

Así, según consta en el documento, se quiere "potenciar el gran espacio central de manera abierta" para que puedan visualizarse todos los puestos de una manera conjunta, en lugar de compartimentar los espacios.

Se prevé la demolición total de los forjados de la planta baja y del sótano del edificio, que se encuentran en mal estado, sustituyéndolos por nuevos forjados de hormigón armado calculados para las nuevas solicitaciones y cargas de acuerdo a la normativa actual.

En este sentido, se reforzará la estructura original de los pórticos y se proyectan nuevas escaleras de acceso a las plantas primera y sótano. Se reformarán, además, los huecos de machones de los pórticos extremos frontales para que el reparto de cargas sea el adecuado, de modo que se corregirán algunas obras realizadas en el edificio original, para lo cual se usará una estructura metálica.

Por otro lado, se acometerá un nuevo saneamiento diseñado de acuerdo a los nuevos puestos, una nueva instalación de fontanería, con grupos de presión que garanticen el abastecimiento de agua; la instalación completa de electricidad, un centro de transformación, instalación de protección contra incendios, previsión de la red de iluminación, telecomunicaciones, preinstalación de climatización e instalación de megafonía, entre otras actuaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios