Diez empresas se incorporan al centro de innovación alimentaria

  • La Cámara cuenta con un presupuesto total de un millón de euros para poner en marcha la planta en Aljaraque · El 70% del montante procede de fondos europeos y el 30% restante lo aporta la Junta

Comentarios 8

Luz verde al Centro Innovador de Productos Agroalimentarios que ha impulsado Cámara de Comercio de Huelva. La financiación del proyecto que pretende que esta infraestructura onubense sea una realidad en 2011 procede en su totalidad de fondos públicos. El montante global para materializar la plataforma alimentaria que se ubicará finalmente en el Parque Científico Tecnológico de Huelva -junto al polígono industrial La Raya de Aljaraque- se fija en un millón de euros. El 70% del proyecto, que ha sido aprobado hace apenas una semana, según indicó a este diario el secretario general de la Cámara de Comercio de Huelva, Arsenio Martínez, está subvencionado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) -destinado a construir centros de desarrollo empresarial inexistentes en una determinada zona de la UE-. Los 300.000 euros restantes han sido asumidos por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, un compromiso rubricado hace un mes con el presidente de la Cámara de Huelva, Antonio Ponce.

Arsenio Martínez puso de manifiesto que "hay un mercado creciente, que se sitúa en torno a un 25% de crecimiento anual, que demanda productos semiprocesados". Es decir, que quiere fresa o naranja cortada en trocitos y envasada incluso en recipientes individuales, lo que se conoce como "cuarta gama". El objetivo de esta plataforma es mitigar uno de los principales escollos diagnosticados en la comercialización de la fresa y los cítricos onubenses: "El 90% del producto agroalimentario de Huelva se vende en fresco". Esto supone para los productores no poder alcanzar mercados que vayan más allá de Centroeuropa.

La nueva planta agroalimentaria "semi-industrial", con capacidad de producción de 1,5 toneladas diarias en 300 m2, combina la investigación con el tratamiento de la fruta, que se presentará fundamentalmente "troceada y envasada al vacío". Esto facilitaría su transporte a otros mercados, puesto que ampliaría su público objetivo y la fecha de caducidad, de modo que "incluso podamos llegar a cruzar el charco".

Por el momento, la Cámara ya cuenta con el respaldo de diez sociedades onubenses interesadas en el proyecto. La empresa pone la materia prima, la planta diseña el producto y lo deja terminado y la empresa sólo paga los costes de producción. La finalidad es, una vez sabido que el producto es rentable, "fomentar que la empresa se haga con una planta como ésta en sus propias instalaciones". Entretanto, la empresa interesada puede comprobar a un coste irrisorio si un nuevo producto funciona o no en un determinado mercado.

Martínez aseguró que el proyecto ya cuenta con el apoyo de Adesva, centro tecnológico de la Junta de Andalucía, para la contratación de los investigadores que realizarán las pruebas. Pero la Cámara también quiere involucrar como socio tecnológico a la Universidad de Huelva para que sus científicos investiguen en él.

El Centro Innovador de Productos Agroalimentarios está en este momento en fase de estudio de viabilidad (impacto ambiental, ubicación definitiva, etcétera), que durará seis meses, a lo sumo. El proyecto se desarrollará en dos fases: la construcción de la nave donde se va a ubicar la planta, que podrá estar terminada para finales de 2010; y la de la introducción de la maquinaria (peladoras, lavado de la fruta, troceadoras, higienizadoras), que se desarrollará en la primera mitad de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios