Las emisiones de CO2 de Huelva se insertan en la media andaluza

  • La directora general de prevención y calidad ambiental de la Junta debatió con los universitarios de Huelva el estado medioambiental de la capital y la provincia

Comentarios 20

En el marco de las Jornadas sobre cambio climático y derecho internacional, celebradas ayer en la Universidad de Huelva, la directora general de Prevención y Calidad Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Esperanza Caro Gómez, reseñó que la cantidad de CO2 (uno de los gases responsables del efecto invernadero y, por tanto, del cambio climático) que emite Huelva está dentro de los niveles medios de emisiones de Andalucía. Además, precisó que la calidad del aire de la provincia es mejor que la de otras ciudades de la comunidad y que explicó que "por ejemplo es más importante la contaminación urbana del aire en la ciudad de Sevilla que la contaminación del aire de Huelva".

Según las últimas estadísticas oficiales del Ministerio de Medio Ambiente publicadas en 2007 correspondientes al año 2004, la provincia de Huelva ocupa el cuarto lugar en la emisión de CO2, después de Cádiz, con más del doble que la emisión onubense, Almería y Sevilla. De forma comparativa, los gráficos reflejan una leve subida de estas emisiones con respecto a 2003 en el caso de todas las provincias excepto Almería. Por sectores, las plantas industriales, concretamente las que dedican su actividad a la producción de energía eléctrica, son las que más CO2 emiten a la atmósfera en Huelva, según los datos de la Consejería.

De manera más detallada, es de destacar los datos de las emisiones por municipio de Huelva que desvelan las últimas estadísticas publicadas por el Ministerio el año pasado, referentes también al 2004. Según este gráfico, que puede encontrarse junto al resto de las tablas nombradas en la página web de la Consejería de Medio Ambiente, el municipio onubense que más CO2 emite a la atmósfera es Palos de la Frontera. Los pueblos que le siguen son Niebla y Villarrasa.

Pero fueron muy pocos los comentarios que la directora hizo con respecto a la posición de Huelva en relación al cambio climático, una actitud que los universitarios presentes le reclamaron al término de su intervención en el turno de preguntas. Los presentes no quisieron dejar pasar la ocasión de debatir sobre las balsas de fosfoyesos. A este respecto, Caro Gómez, aclaró que "aunque una organización haya hecho saltar la alarma de la existencia de radioactividad en las balsas, el Consejo Superior Nuclear hace estudios cada año para determinar el grado de radioactividad, desde que fueron contaminadas. La buena noticia es que los niveles de radioactividad de las balsas están por debajo de los límites permitidos por la ley, según el Consejo Superior Nuclear".

Así habló la directora Esperanza Caro Gómez a más de una veintena de alumnos de la Facultad de Derecho de la Onubense que se congregaron en la mañana de ayer en el salón de actos de la Facultad de Ciencias Experimentales para escuchar la primera conferencia del segundo y último día de jornadas. En su intervención, Esperanza Caro Gómez se limitó a exponer el 'El Plan Andaluz de Acción por el Clima (2007-2012)'. Los objetivos y las acciones a poner en marcha por la administración autonómica fueron las bases de su exposición. Entre los objetivos destacó la meta de conseguir reducir, desde el presente año hasta 2012, un 19% la emisión de gases de efecto invernadero en Andalucía y el fomento de los sumideros (bosques de árboles que absorben CO2) como uno de los instrumentos para alcanzar dicha meta.

En otro orden, el organizador de las jornadas y profesor de muchos de los asistentes, Antonio Fernández, pronunció la segunda conferencia de la mañana en la que expuso las consecuencias a nivel de Derecho Internacional que pueden provocar los cambios ocasionados por el cambio climático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios