La educación vial, a escena

  • La DGT acerca a mil alumnos de Secundaria mensajes de seguridad vial a través de una obra musicall tráfico a todo ritmo Más de 1000 alumnos de Secundaria y Bachillerato acudieron ayer al Gran Teatro para presenciar el musical '133.6 FM, en el espacio interior', a cargo de Teatrarte y promovido por la DGT.

El sonido de una emisora de radio, (133.6 FM), hace que cuatro jóvenes adolescentes, dos chicas y dos chicos, se encuentren sin quererlo en un extraño lugar, en un espacio interior. Con esta escena arranca la obra teatral '133.6 FM, en el espacio interior', que la compañía Teatrarte, puso en escena ayer en el Gran Teatro de Huelva.

Ante más de 1000 alumnos, de diferentes institutos de la capital y provincia esta compañía, -especializada en llevar a escena espectáculos relacionados con la educación vial-, pretendía recordar a estos jóvenes, a ritmo de rap y hip-hop, la importancia de extremar las medidas de seguridad vial, sobre todo en cuanto a utilización de casco, respeto a las señales de tráfico, uso del cinturón de seguridad o incompatibilidad entre alcohol y conducción. Temas muy candentes que provocan numerosos accidentes, (mucho de ellos mortales) sobre todo, los fines de semana, entre la población juvenil.

Esta iniciativa de la Dirección General de Tráfico, dirigida a jóvenes entre 14 y 17 años de edad, "tiene como objetivos transmitirles valores de responsabilidad e inculcarles hábitos y actitudes que contribuyan a mejorar sus conductas como personas usuarias de las vías y que les faciliten la percepción de los riesgos que entraña la circulación y la conducción de vehículos", explica María del Carmen Cuenca, coordinadora provincial de Educación Vial, quien añade, que la Dirección General de Tráfico ha elegido en esta ocasión el teatro, "por considerarlo una herramienta innovadora y muy eficaz, mediante la que se comunican contenidos sobre seguridad vial de una manera lúdica y atractiva".

El montaje de Teatrarte permite una interacción con el alumnado que reciben mensajes de educación vial, vinculándolos con aspectos y valores muy presente en la adolescencia como son la libertad, autonomía, solidaridad, amistad, pareja, nuevas tecnologías, música y ocio.

"El departamento de Educación Vial de la Dirección General de Tráfico está trabajando con el Ministerio de Educación para que las distintas asignaturas tengan contenidos de seguridad vial. No obstante, esta campaña también realiza clases prácticas en colegios, institutos y centros días para personas mayores, y se preparan materiales para que el profesorado imparta las clases, así como jornadas para sensibilizarlos con el tema de la educación vial a través del ocio", apostilla.

En definitiva, esta campaña que realiza la Dirección General de Tráfico pretende reducir el número de accidentes de tráfico en el tramo de edad de 18 a 30 años, en el que los accidentes con resultado de muerte es muy elevado.

Por tal motivo, desde el próximo mes de septiembre, todos aquellos jóvenes que quieran sacarse la licencia para conducir motocicletas tendrán que asistir a un curso, aprobar un examen teórico y su correspondiente examen práctico... todo esto si reúnen una condición 'sine qua non': tener cumplido los 15 años. -Hasta esta fecha, la edad máxima era de 14 años, y la licencia se obtenía o bien aprobando un examen en la correspodiente autoescuela, o bien asistiendo a un cursillo impartido en ésta-.

Cursillo que realizó María Jesús, una de las alumnas que asistió ayer al Gran Teatro, y quien reconoce no haberle prestado mucha atención a dicho cursillo. Sobre los diferentes mensajes de la obra, dice que son muy importantes, que intenta cumplir con casi todas esas normas, excepto los fines de semana. "Cuando me arreglo, el casco no me sienta bien; ahora bien, si voy a ir de botellón, dejo aparcada la motocicleta en casa. Ya tuve una experiencia en ese sentido y no quiero volver a repetirla", asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios