La reforma del edificio del mercado de Santa Fe sigue pendiente de proyecto

  • El Ayuntamiento de Huelva aún está "definiendo" el nuevo uso que se le dará a la edificación

  • Es necesaria una inversión de 3,5 millones de euros sólo para la restauración del inmueble

Trece años lleva cerrado el edificio del antiguo mercado de Santa Fe, que tras tener varios usos a lo largo de su más de un siglo de historia, albergó por último la Comisaría de Policía Nacional hasta que ésta se trasladó a las nuevas dependencias en 2005. Más de una década sin actividad y todavía no hay un proyecto para este inmueble, que tiene un gran potencial dotacional y turístico. Desde el Ayuntamiento de Huelva se indica que "se está definiendo el uso". La intención de la Administración local, una vez que el inmueble ha sido catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) con la tipología de Monumento, es solicitar el 1% Cultural del Estado, pero para ello hay que presentar un proyecto.

Para la restauración del edificio, diseñado por el arquitecto municipal Manuel Pérez y González a finales del siglo XIX, es necesaria una inversión de 3,5 millones de euros, sólo para rehabilitar el inmueble y dejarlo preparado para su uso. Para su equipación serían necesarios 1,5 millones de euros más.

La intención de la Administración local es solicitar el 1% Cultural del Estado

Durante estos trece años que lleva cerrada la edificación, una de las construcciones emblemática de Huelva, no ha llegado financiación pública ni privada para la reforma del antiguo mercado de Santa Fe. Fueron varios los inversores privados que se interesaron por el inmueble con iniciativas que al final no se materializaron.

En década pasada se han realizado algunos anteproyectos con distintas propuestas, entre los que se encuentra el del arquitecto municipal José Hernández, de 2006, en el que se proponía un Museo de Arte Contemporáneo; sobre la misma idea, en 2009, la arquitecta municipal Miriam Dabrio hizo un proyecto básico y en 2012, Francisco Vallejo, en el marco del proyecto Mercurio, promovido por la Academia Iberoamericana de La Rábida, presentó un anteproyecto de un mercado gourmet, planteado como un punto de atracción turística, con puestos de productos gastronómicos y restaurantes.

Dabrio apuntó que desde 2005, año en que se cerró la edificación, desde Urbanismo "no se ha dejado de trabajar en el edificio a nivel técnico".

En un estudio realizado para ver las patologías que presentaba la edificación se detectaron fisuras en muros, deterioros en ladrillos vistos y erosión en los mismos por efecto de la humedad, aparte de pintadas. También hay vigas de madera afectadas por termitas. No se apreciaron daños relevantes en los elementos de las cerchas y pilares de fundición que constituyen la estructura metálica, sólo habría que sustituir aquellas piezas que están en mal estado.

A la hora de rehabilitar el edificio se aconseja que la cubierta no supere el peso de la actual, así como que se tenga en cuenta que en el sistema de cerchas "no cabe la soldadura", indicó Dabrio, y que los doce pilares de fundición, elementos característicos de la edificación, casi no tienen cimentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios