Punto de mira

La discapacidad del día a día

  • Galas como la de la Discapacidad nos abren los ojos del trato injusto que se brinda a un colectivo ya tan numeroso l Los treinta mil parados de Huelva son ya una losa para la economía provincial

Comentarios 0

LA Gala de la Discapacidad que se celebró el pasado lunes en La Orden organizada por el Consejo Local y que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Huelva nos vino a recordar el difícil camino para un número importante de personas que tienen que saber vivir en un mundo, para ellos, diferente. Se trata de un homenaje que cada año se hace a los que son diferentes, con el asombro de conocer que el diez por ciento de la población es de personas que tienen algún tipo de discapacidad. Números fríos que los son aún más si acudimos a las estadísticas y vemos los escasos discapacitados que encuentran un puesto de trabajo. Son muchas las personas discapacitadas, pero pocas las que pueden llevar un sueldo a casa.

La gala sirvió de escaparate para mostrar una realidad y resaltar el trabajo anónimo que hacen muchas personas, que sin ellas difícilmente se podría llegar a ninguna parte, ya que las administraciones apenas si aportan algo más que no sea voluntad. Y es que vivimos en una sociedad en la que cada vez parece que se mira más hacia otro lado, dejando que esas desinteresadas personas solucionen un problema al que no habría que dejar de lado, ya que no hay que olvidar que muchas de esas discapacidades las otorga el tiempo, cuando las personas, por la edad, comienzan a perder parte de sus facultades.

Estas Navidades ya ha anunciado Consumo que va a estar alerta para que el consumidor no se lleve las sorpresas de todos los años. En la mayoría de los casos se trata de buenas intenciones, ya que parte de los productos que están en el mercado tienen alguna que otra deficiencia, pues ya se han encargado de publicitar que las reclamaciones estarán al orden del día. Menos mal que la autoridad sabe de donde parten las deficiencias, y así ha avanzado que el 99% de los productos que se retiran proceden de los bazares, que son a la vez los establecimientos más inspeccionados. Los juguetes son los que se llevan la palma, pues cada vez son más sofisticados y a los fabricantes se les 'olvida' colocar algún que otro elemento.

El que no para de crecer es el paro en Huelva, en un año que se puede considerar perdido por cuanto acabará con más desempleados que el ejercicio pasado, a no ser que diciembre 'coloque' a los cerca de mil parados que hay de más. Los datos son desalentadores, pues la provincia se mantiene en las treinta mil personas que están registradas sin empleo. Las reacciones no se han dejado esperar, y así los hay desde los que piden un plan de choque para potenciar la economía provincial, a los que demandan cambiar el modelo de crecimiento. Todo ello a la espera de que acabe un año 2007 que contará con una inflación elevada y con los bolsillos de los ciudadanos con demasiados agujeros. Como siga la desaceleración, habrá sectores de los que han tirado del empleo durante los últimos años que difícilmente podrán mantener el ritmo. Y es que 30.000 parados son muchos.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios