La detección de la osteoporosis no llega a los centros de salud

  • Algunos pacientes y médicos echan en falta la realización de densitometrías en la atención primaria, mientras otros señalan que estas pruebas no son indispensables

Por fin el próximo mes de mayo, nuestra provincia contará con un densitómetro de cadera y columna, un densitómetro DXA, que es el más eficaz y que quedará incluido en el servicio de Radiodiagnóstico del Juan Ramón Jiménez. Junto a éste, el hospital cuenta con otros dos calcáneos que principalmente son utilizados por Reumatología y Rehabilitación. La verdad es que pocas provincias andaluzas cuentan con un densitómetro DXA, por lo que era habitual que para realizar estas pruebas fuera necesario el desplazamiento al Virgen del Rocío de Sevilla.

Sin embargo, las cosas cambian cuando miramos hacia la atención primaria. El densitómetro es una apuesta eficaz en la detección precoz de la osteoporosis, aunque los médicos que trabajan a pie de consulta tienen muy difícil por no decir imposible, mandar a un paciente, que se realice una densitometría. Médicos consultados señalan que las únicas pruebas que se han realizado han sido por iniciativa de algunos laboratorios farmacéuticos que han llevado a cabo, determinadas campañas en la población especialmente femenina posmenopáusica. Pero tras recordar esto, los propios facultativos tienen opiniones diferentes.

Algunos comentan que los densitómetros calcáneos, que hacen la prueba en el talón, tienen una eficacia muy baja. Aparte, se señala que la densitometría ha perdido su relevancia a la hora de diagnosticar una osteoporosis, ya que también se tienen en cuenta otros criterios como factores clínicos que se pueden determinar hablando con el paciente, con lo que sí se consiguen indicios importantes sobre si esas personas tienen un riesgo importante de una fractura. De este modo, un médico de la capital afirmaba categóricamente que la densitometría está desacreditada, ya que se ha comprobada que la densidad ósea no es tan básica para el tema de las fracturas. De este modo, hay médicos que opinan que la densitometría no es necesaria para los pacientes que se ven en atención primaria.

Los datos facilitados por la Fundación Hispana de la Osteoporosis (Fhoemo) indican que sin detección precoz de esta enfermedad, la revisión ginecológica de la mujer está coja, ya que con la mayor esperanza de vida que se tiene, "un tercio de la vida de una mujer se vive en la etapa de posmenopausia". Desde Fhoemo se hacen eco del plan de prevención que se lleva a cabo en la Comunidad Valenciana. Esto ha supuesto que en cada una de las 20 áreas sanitarias de la región se instaló un densitómetro, para realizar pruebas de detección precoz. Los datos señalan que en los tres últimos años ha bajado a la mitad, el número de roturas de cadera no traumáticas.

Sea como fuere, las estadísticas señalan que en nuestra provincia hay una 600 roturas anuales de cadera, que no sólo suponen un enorme gasto humano y económico sino que lo pero, acaban en fallecimiento entre el 20 y 35% de los casos. Datos de Fhoemo indican además, que cerca del 20% de la población de más de 45 años, padece osteoporosis. El porcentaje es mucho más elevado a partir de los 65 años y entre la población femenina, ya que los hombres representan el 20% de los casos, si bien la incidencia entre los varones también aumenta por la mayor esperanza de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios