Los detallistas de San Sebastián ven en la reforma del mercado "un logro tras años de batalla"

  • Asociación y Consistorio negocian una ubicación mientras duren las obras

  • Los comerciantes quieren una carpa provisional en el barrio

Interior del mercado de San Sebastián, cuya planta alta se liberará para destinar el espacio a actividades de restauración. Interior del mercado de San Sebastián, cuya planta alta se liberará para destinar el espacio a actividades de restauración.

Interior del mercado de San Sebastián, cuya planta alta se liberará para destinar el espacio a actividades de restauración. / alberto domínguez

La licitación de las obras de reforma integral del Mercado de San Sebastián por un millón de euros ha sido "una noticia bomba" para la Asociación de Comerciantes del Mercado de San Sebastián. Su presidenta, Aurora Vázquez, destacó ayer la consecución de un objetivo tras largos "años de batalla", toda vez que desde hace décadas los detallistas han promovido la rehabilitación de la plaza de abastos, si bien lo único que se hizo durante la gobernanza local del anterior equipo de gobierno fueron meros "lavados de cara", cuando el inmueble necesita una rehabilitación a fondo.

Los comerciantes, que se han reunido con el actual equipo de gobierno y han consensuado un proyecto que, según Vázquez, les satisface porque recoge su petición de que se agrupen todos los puestos en la planta baja y porque supondrá una rehabilitación a fondo de las instalaciones, pero manteniendo la fachada, negocian en estos momentos con el Ayuntamiento posibles ubicaciones para proseguir con su labor durante el año que, como máximo durarán las obras.

Las empresas interesadas en presentar sus ofertas tienen hasta el 5 de marzo para hacerlo y el plazo máximo para la ejecución de la rehabilitación es de doce meses, tal y como consta en el pliego de condiciones publicado en el Perfil del Contratante del Ayuntamiento, donde también puede consultarse el proyecto de remodelación.

Los criterios de contratación contemplan hasta 70 puntos para la bajada sobre el precio máximo de licitación, hasta 20 puntos para las mejoras de obra y un máximo de 10 por la reducción del plazo de ejecución de las obras. Al respecto, se determina un máximo de dos meses de reducción de plazo, de modo que se otorgarán cinco puntos por cada mes de merma con respecto al plazo máximo previsto de ejecución de las obras, que es de 12 meses.

Según señaló la presidenta de la asociación, el objetivo es que en el próximo mes de abril, antes de que empiecen las obras, lo que tendrá lugar previsiblemente en abril o mayo, los 33 comerciantes cuenten con una carpa provisional en la barriada para poder continuar ejerciendo su labor, toda vez que quieren mantenerse agrupados y en la zona que aglutina a los clientes habituales del mercado.

Así, Vázquez explicó que las alternativas que hasta ahora ha aportado el Consistorio, como la de reagrupar a varios comerciantes en distintos locales municipales, no les gusta. No obstante, en estos momentos trabajan ambas partes para encontrar una solución consensuada y desde el equipo de gobierno aseguran que están abiertas todas las posibilidades.

La rehabilitación del edificio, que "cuenta con una estructura muy definida de pórticos de gran altura" -con un atrio central al que rodea una pasarela abierta- se hace necesaria (así consta en el proyecto de rehabilitación) para poner en valor una de las instalaciones municipales con más arraigo dentro de la barriada y la propuesta, en todo caso, trata de ser "conservadora con la estructura original del edificio", que actualmente "se encuentra enmascarada, pues es difícil apreciar la belleza del mismo dada la disposición de los puestos actuales".

Así, el documento expone que se quiere "potenciar el gran espacio central de manera abierta", para que puedan visualizarse todos los puestos de una manera conjunta, en lugar de compartimentar los espacios.

Se prevé la demolición total de los forjados de la planta baja y del sótano del edificio, que se encuentran en mal estado, sustituyéndolos por nuevos forjados de hormigón armado calculados para las nuevas solicitaciones y cargas de acuerdo a la normativa actual. En este sentido, se refuerza la estructura original de los pórticos y se proyectan nuevas escaleras de acceso a las plantas primera y sótano.

Se reformarán, además, los huecos de machones de los pórticos extremos frontales, para que el reparto de cargas sea el adecuado, de modo que se corregirán algunas obras realizadas en el edificio original, para lo cual se usará una estructura metálica.

Por otro lado, en el edificio se prevén todas las instalaciones necesarias para el correcto funcionamiento del mercado, de acuerdo a las nuevas demandas. El proyecto incluye también la sustitución completa de todas las carpinterías, tanto exteriores como interiores, además de todos los revestimientos horizontales y verticales, que se adaptan al uso de mercado actual, de acuerdo a la nueva disposición de puestos, aseos, y otros usos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios