"No nos dejéis solos, hay que coger al que ha hecho esto a mi pequeña"

  • El abuelo de Mari Luz pide la colaboración para dar con los autores de la muerte

Comentarios 3

"¡Que cojan al que ha hecho esto a mi niña, que lo cojan!". La abuela paterna de la niña, con su mismo nombre, salía del cementerio para recibir asistencia sanitaria mientras expresaba el sentimiento general de la familia: el deseo de que la Policía dé con las manos que están detrás de la muerte de la pequeña.

Mientras la abuela Mari Luz era socorrida por la Cruz Roja, su marido, Juan Cortés, se echaba mano de la la cartera que lleva en el bolsillo para sacar un pañuelo en el que lleva envuelto uno de los pétalos que cubrían el pequeño féretro de la pequeña. "Esto es lo que me queda de ella -repetía desconsolado- aunque todos son buenos recuerdos de mi pequeña".

"La hemos visto con el traje que nunca queríamos que se pusiera, ella soñaba con un traje de princesa. Nos hemos agarrado el féretro..." balbuceaba Juan Cortés.

Hasta el pasado 7 de marzo, el clamor era que la niña volviera a casa. Ahora, la familia pide que se haga justicia. "Si no es mucho pedir, que me entreguen al que ha sido, aunque no sé para que... El que le ha hecho esto a Mari Luz no tiene derecho a vivir con el resto de la sociedad, que lo cojan y que le caiga cadena perpetua. No podéis dejarnos solos ahora, tenéis que seguir con nosotros para cogerlo".

Los responsables institucionales apoyaron a la familia y guardaron también silencio. El alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, a su entrada al tanatorio, recordaba dos frases, que describió como "terribles", de los encuentros que ha tenido con Juan José Cortés desde que se produjo la desaparición de la niña el pasado 13 de enero, que "no quería morir sin saber lo que le había pasado a su hija" y que "ya no tenía que buscarla más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios