La crisis económica se ceba con los colectivos más vulnerables

  • Cáritas ha detectado que muchas personas están accediendo a los servicios de la ONG "por primera vez", una realidad que califica de "alarmante" · Fuerte reducción de las ofertas de empleo doméstico

La crisis económica que viene azotando al país de una punta a otra en los últimos años, respaldada por la subida de los precios de los alimentos y por la crisis en el sector de la construcción, se está cebando con los colectivos más vulnerables. Así lo constató a este diario Cáritas Huelva, concretando que "se han detectado realidades significativas en relación con la realidad económica actual, sobre todo en el trabajo que hacemos con personas en situación de vulnerabilidad, esto es, colectivos que, pese a estar normalizados, con vivienda, trabajo y las necesidades básicas cubiertas" son frágiles.

La nueva realidad social de Huelva se hace tangible para Cáritas a través de su proyecto de intermediación, consistente en ponen en relación las demandas de empleo que reciben en su sede central del Seminario con las ofertas de empleo que reciben de empresas colaboradoras y particulares.

Así, la organización benéfica ha detectado un considerable "aumento de demandantes del sector de la construcción". Se trata de "hombres de mediana edad y que, en buena parte de los casos, siempre habían estado trabajando". En muchas ocasiones, se trata incluso de personas con formación técnica o universitaria -oficiales, peritos o arquitectos- que demandan trabajos de inferior categoría.

También ha crecido el número de demandantes en el sector de las empleadas del hogar, algo que, a juicio de Cáritas, "tiene relación con la crisis del sector de la construcción, puesto que las empresas de limpieza han dejado de recibir contratos de obras".

De otro lado, en los dos últimos meses se ha notado un descenso "alarmante" con respecto a las demandas de trabajo. La ONG ha detectado en Huelva una caída de más del 80% en las de empleo doméstico, así como en otros sectores como el agrícola o el de la construcción.

Otro de los incrementos más considerables se ha notado en el número de atenciones prestadas a las personas con problemas relacionados con la vivienda, como "la incapacidad para hacer frente a hipotecas o alquileres o para pagar recibos", aunque las fuentes consultadas por este diario no aventuraron una cifra exacta.

Cáritas Huelva quiso poner también de manifiesto que "otro asunto que nos alarma es que muchas personas están accediendo a los distintos de nuestra organización por primera vez, entendiendo que son nuevas realidades de pobreza emergente". Con los colectivos en situación de exclusión social, la cosa cambia, ya que se encuentran ya al límite, aunque todo "podría empeorar en caso de recortes en el tercer sector", es decir, en lo que a los recortes de personal en organizaciones sociales o administraciones que llevan a cabo proyectos la protección de estas personas se refiere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios