La contratación a extranjeros sube y se centra en los servicios

  • Sin tener en cuenta el sector agrícola, el número de contratos firmados por inmigrantes ha subido en un año un 13% en la provincia · En el sector de la construcción se registra un descenso del 19%

Comentarios 3

La presencia de extranjeros en el mercado laboral de la provincia no solo va en aumento sino que además está evitando que los índices de contratación caigan en nuestra provincia y no precisamente por el peso de la población inmigrante en el sector agrícola, al que pertenece el 88% de los contratos que se realizan a este colectivo, sino por el comportamiento que se está registrando en el sector servicios que va ganando paulatinamente mano de obra inmigrante .

Tomando como referencia el comportamiento del empleo en el mes de marzo, se comprueba que la contratación ha descendido en la provincia un 9% durante el último año, un 13% si se prescinde de la contratación a extranjeros en actividades relacionadas con la agricultura, mientras se confirma un incremento del 13% en el número de contratos firmados por trabajadores de nacionalidad diferente a la española (también excluyendo a la contratación en origen que se registra en la campaña agrícola).

El descenso generalizado en la contratación llega de la mano del sector de la construcción, precisamente un sector en el que la mano de obra extranjera ha sido hasta ahora (siempre excluyendo al sector agrícola) un claro bastión, pero también en el que el parón ha provocado precisamente que el número de contratos a inmigrantes en este sector registre una caída del 19% (se ha pasado de los 449 del año pasado a los 364 actuales). El mismo porcentaje en el que se ha visto incrementado el trabajo en la hostelería, donde se ha pasado de atender 265 demandas de empleo de extranjeros a hacerlo con 315.

El sector hostelero tira de la contratación en general y también de la de los foráneos, pero es el grupo de actividades relacionadas con otro tipo de ocupaciones como la limpieza o el alquiler de servicios a otras empresas el que va destacando sobre el resto, tanto en valores absolutos como en su fuerte crecimiento interanual. Así, de los 1.742 contratos firmados en marzo (siempre, sin tener en cuenta la agricultura), más de una tercera parte (657) pertenecen a esta actividad donde la contratación a extranjeros se ha disparado un 75 por ciento.

Les siguen, aunque ya a mayor distancia, las empresas incluídas en la actividad de industrias manufactureras, con 102 contratos.

El protagonismo de la mano de obra extranjera se pone de manifiesto más aún si del conjunto de contrataciones realizadas en la provincia se excluyeran las protagonizadas por la población inmigrante: de esta forma se obtendría un descenso del 47% en relación a las cifras registradas el año pasado.

Según los datos de la Delegación Provincial de Empleo, el 41,5% de los contratos realizados durante el mes de marzo ha correspondido a extranjeros, lo que pone de manifiesto "el peso de este colectivo en el mercado laboral", según el delegado del ramo, Juan Márquez.

El trabajador extranjero responde a un perfil mayoritariamente masculino (prácticamente el número de hombres duplica al de las mujeres que son contratadas en Huelva), si se excluye al fichado para labores agrícolas, que en su mayoría es femenino.

Aumenta la contratación de extranjeros y también lo hace la demanda de trabajadores internacionales que se inscriben en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE). En este sentido, el incremento anual ha llegado al 29,62%, al pasar de los 1.671 demandantes de 2007 a los 2.166 que había registrados en el mes de marzo. La mayor parte de ellos tiene estudios secundarios (48%), a los que le sigue el colectivo de aquéllos que han cursado (aunque sin concluir) estudios primarios (25%). Respecto a los países de procedencia, son mayoría los que llegan desde Marruecos (18%), Rumanía (15%) y Portugal (15%). Algo que se explica si se analiza el trabajo que han desarrollado con anterioridad: la agricultura y ganadería ha sido el paso previo del 37% de los demandantes.

A pesar del incremento en la contratación, también se ha registrado un aumento en el número de los desempleados extranjeros que permanecen inscritos en las diferentes oficinas del SAE en nuestra provincia. Así, si en marzo de 2007 eran 855, un año después la cifra se ha elevado hasta las 1.077 personas, lo que se explica por el descenso de la actividad en el sector de la construcción, donde en términos generales la provincia registró un incremento en el número de parados del 31% durante el mismo período.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios