La consejera reconoceque la desfusión está muy avanzada

Marina Álvarez hace declaraciones a los medios. Marina Álvarez hace declaraciones a los medios.

Marina Álvarez hace declaraciones a los medios.

La nueva consejera de Salud, Marina Álvarez, reconoció ayer que el proceso de desfusión de los dos hospitales de la capital se encuentra muy avanzado. Recordó que "hay grupos de trabajo en los que participan los sindicatos y además la mesa sectorial está en la elaboración definitiva de la cartera de servicios y la adscripción de los profesionales con los que se proveerán los dos centros sanitarios. Pese a ello, la consejera advirtió que el proceso debe hacerse con extrema prudencia y cautela para que ningún paciente pueda verse perjudicado: "Cada unidad necesita de sus canales estructurales y que cuenten, por ejemplo, con sus consultas, de manera que los pacientes no pierdan la que tengan asignada en un momento determinado".

Sobre este mismo tema, el gerente del Juan Ramón Jiménez, Antonio León, anunció que el proceso de desfusión de Cardiología y Neurología ya se había completado con la dotación de personal, consultas y camas de ingreso en el Infanta Elena y Juan Ramón Jiménez, respectivamente.

Hasta el momento no se ha registrado ninguna incidencia en la salud por el calor

Sobre la situación de las listas de espera, Álvarez destacó el esfuerzo que se estaba realizando en Huelva, "aumentándose el número de consultas y de intervenciones especialmente las de la cirugía mayor ambulatoria. Todo ello nos está dando resultados".

Preguntada Marina Álvarez sobre una probable reunión con los miembros de la Asociación Huelva, por una sanidad digna, la consejera se mostró abierta a esta posibilidad. No obstante, confesó no haberle llegado aún ninguna petición de encuentro por parte de esta plataforma. Afirmó que "estamos dispuestos a sentarnos con los ciudadanos con el fin de mejorar el sistema sanitario". Esta misma filosofía la aplicó al ser preguntada por su actitud ante las diversas mareas blancas que se están movilizando en distintos lugares de la comunidad: "Cada provincia y su problemática son distintas, de modo que se está trabajando con los representantes de los trabajadores poniéndose todos esos problemas encima de la mesa, ya que estamos convencidos de que la vía para solucionarlo es el diálogo y el consenso".

En otro orden de cosas, tanto Antonio León como la Delegación Territorial de Salud, informaron de que hasta el momento no había que contabilizar ningún golpe de calor ni ninguna otra incidencia sanitaria como consecuencia de las altas temperaturas. El pasado verano en la provincia se registraron 30 golpes de calor a los que hubo que añadir otras 48 incidencias sanitarias como consecuencia del fuerte calor. Afortunadamente ninguna de esas repercusiones en la salud de las personas tuvo como resultado la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios