El comité de expertos sigue pendiente de la financiación para el informe de las balsas

  • El grupo encargado del estudio de los fosfoyesos sólo ha recibido 100.000 de los 800.000 euros previstos.

  • Hace más de seis meses las tres administraciones se comprometieron a buscar fondos.

Los representantes del Gobierno central, universidad, Ayuntamiento y Junta de Andalucía tras comprometerse a buscar financiación, en septiembre pasado. Los representantes del Gobierno central, universidad, Ayuntamiento y Junta de Andalucía tras comprometerse a buscar financiación, en septiembre pasado.

Los representantes del Gobierno central, universidad, Ayuntamiento y Junta de Andalucía tras comprometerse a buscar financiación, en septiembre pasado. / alberto domínguez

Al margen del proyecto que Fertiberia ha elaborado para la recuperación de los fosfoyesos que desde ayer está en exposición pública, políticos, agentes sociales, ecologistas y grupos vecinales miran desde hace un año y medio al comité los expertos que se constituyó para conocer un análisis sobre la situación de las balsas "independiente" y no vinculado a la empresa que protagoniza los vertidos. Pero lo cierto es que el presupuesto necesario para ese estudio aún no ha llegado y eso que han pasado más de seis meses desde que las tres administraciones (local, autonómica y nacional) se comprometieran a conseguir los 800.000 euros que se estima que se necesitan para ello. De momento, sólo se cuenta con 100.000 euros, según reconoció el director del grupo, José Borrego, a Huelva Información. Y eso frena el proyecto.

La constitución del comité se anunció a bombo y platillo y se le encomendó (en noviembre de 2015) desde la Mesa de los Fosfoyesos la realización de un diagnóstico sobre la situación de la zona de vertido y su afección al entorno, así como un análisis del proyecto de restauración de Fertiberia y la presentación de las posibles alternativas existentes al mismo para restaurar las 1.200 hectáreas ocupadas con fosfoyesos en la marisma, incluyendo la zona ya restaurada. Ahí radica una de las principales diferencias con el plan de Fertiberia, en el que solo se incluyen las 720 hectáreas que aún son de su titularidad.

El director del comité reconoce que van "al ritmo que pueden" con los recursos que tienen

Borrego, catedrático de Estratigrafía y Sedimentología de la UHU ya declaró el verano pasado (cuando estaba a la espera de que la Junta hiciera un primer trasvase de 50.000 euros) que la financiación era "imprescindible" para la puesta en marcha del trabajo sobre las balsas de fosfoyeso. Ya se reconoció entonces que se esperaba una mayor cantidad para poder realizar las labores de investigación. "No se puede precisar más -dijo- ya que nos falta información sobre cómo van a ser liberados esos fondos y cuánto más se va a conceder".

Y poco más se ha podido saber. De momento, el primer paso es tener ese plan de trabajo que analice las condiciones actuales del entorno y el apilamiento de residuos y, después, contrastar los resultados con los de Fertiberia. "Vamos yendo al ritmo que podemos con los recursos que tenemos", declaraba Borrego ayer.

El comité estimó en enero del año pasado, que sería necesaria una cantidad de 800.000 euros para la realización de nuevos estudios, así como la contratación de personal de apoyo que pudiera dedicarse de forma exclusiva a estos trabajos y a la recopilación y análisis de datos para los que en principio se estipuló un plazo de entre año y medio y dos años.

De momento, tienen sobre la mesa una propuesta patentada que permitiría eliminar progresivamente este subproducto y aprovecharlo para otros usos de forma que incluso pudiera ser rentable para las administraciones a la hora de llevarlo a cabo. Su puesta en marcha permitiría, según la empresa Captura CO2 que lidera el proyecto, transformar los fosfoyesos en calcita y sulfato sódico, dos componentes que pueden ser utilizados en diversos usos industriales.

El comité está compuesto por diez científicos pertenecientes a las universidades de Huelva, Granada y Sevilla, así como de distintos organismos dedicados a la investigación. Su trabajo parte de cero porque quiere llegar a conclusiones que ellos consideren como las más idóneas para dar respuesta a la acumulación de residuos, independientemente de su viabilidad económica ya que "ese no es nuestro cometido sino el de las administraciones".

El grupo de expertos ha defendido siempre que el grupo trabajaría con plena libertad y presentaría la "alternativa o alternativas" que considerara más idóneas para dar una solución definitiva al problema de las balsas de fosfoyeso, sin estar condicionados por la propuesta de Fertiberia.

El Ayuntamiento es quien coordina con el resto de instituciones las gestiones y trámites en materia administrativa que requiera el comité de expertos para agilizar sus trabajos, como los permisos de acceso a los depósitos de fosfoyeso, y también quien debe convocar la Mesa de los Fosfoyesos en la que están representados los grupos políticos, asociaciones empresariales, sindicatos, ecologistas y organizaciones vecinales. Y ayer, tras la publicación del proyecto de Fertiberia en el Boletín Oficial del Estado, no fueron pocos los que veían la necesidad de una nueva convocatoria para analizar con detalle su contenido. De forma oficial, Ciudadanos presentó ayer a través del presidente de su grupo municipal, Ruperto Gallardo, una solicitud para que "en la mayor brevedad posible" se convoque la mesa y saber conocer así "los pasos a seguir por parte de este órgano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios