El comité de Tioxide rompe las negociaciones con la empresa

  • Los trabajadores entienden que la empresa no tiene disposición para alcanzar un acuerdo · La Junta insta a empresa y comité a recuperar el diálogo a pesar de que éste ha decidido recrudecer las protestas

Comentarios 1

Tras dos semanas de espera, los representantes de los trabajadores de Tioxide han decidido romper las negociaciones que mantenían con la empresa para alcanzar un acuerdo y lograr una salida a la situación por la que atraviesa la factoría. Lo peor de la decisión es que en caso de volver al diálogo, las negociaciones partirían de cero, con lo que se habrían perdido casi tres meses de trabajo para alcanzar el acuerdo que parecía estar a punto de firmarse.

La ruptura llega ante la falta de respuesta que los trabajadores entienden que existe por parte de la empresa, que planteó en su día un expediente de regulación que afectaba a más de un centenar de trabajadores y que ya se había rebajado hasta los 70, de los 280 que forman la plantilla de la factoría que se dedica a la fabricación de colorantes y pigmentos. Según los trabajadores, "no hay disposición de la empresa para llegar a un acuerdo, a pesar de las concesiones que hemos realizado", apuntaba el presidente del comité, Pedro Castilleja. De ahí, que además de romper el diálogo se haya decidido retirar todas las propuestas que se habían puesto hasta ayer sobre la mesa para alcanzar una solución que garantizase "de la mejor forma posible" la continuidad de la actividad, así como "recrudecer" las protestas, siempre y cuando no afecten a la producción.

El punto de discordia, siempre según la versión de los trabajadores, se sostiene en 1,8 millones de euros que reclama el comité para poder asegurar "una salida adecuada de los trabajadores que han prestado sus servicios en todo este tiempo". Dinero que la empresa alega no estar en disposición de asumir, ya que ha fijado la inversión para el plan de rescate en cerca de 12 millones.

La dirección de la fábrica justifica la propuesta en la necesidad de mejorar la rentabilidad de la fábrica, que habría registrado pérdidas de 23 millones de euros anuales en los últimos años. A finales del pasado año la fábrica presentó un ERE temporal que afectó a 17 empleados, después de varios meses con una de sus dos líneas de fabricación paradas. Ahora la otra también está sin producir, en parada técnica, momento que se está aprovechando para la negociación sobre el futuro de los trabajadores.

Ante la decisión de los trabajadores de suspender el diálogo, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Manuel Alfonso Jiménez, instaba a la dirección y al comité de empresa de la factoría de Tioxide en Huelva a "seguir negociando y lograr un preacuerdo" para solucionar la situación por la que atraviesa la fábrica. Así, el delegado ha incidido en que la solución a la situación actual tiene que concluir con un acuerdo entre ambas partes, un acuerdo que "interesa a las dos tanto por el mantenimiento de la actividad como por el empleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios