El 43% de los comercios inspeccionados en rebajas presenta irregularidades

  • El Servicio de Consumo de la Junta de Andalucía está detectando anomalías que hasta ahora no se habían registrado en esta campaña, como la limitación en las formas de pago

Casi la mitad de los establecimientos comerciales que la Junta ha inspeccionado ha cometido alguna irregularidad a lo largo del primer mes de rebajas. Hasta la fecha, los inspectores del Servicio de Consumo han visitado 46 de los 70 establecimientos que se han previsto examinar en la provincia hasta el próximo 7 de marzo; hasta el momento, la mayor parte de ellos (63 por ciento) está ubicado en la capital, si bien una vez que concluya la campaña serán mayoría los ubicados en el resto de la provincia.

La mayor parte de la infracciones está relacionada con la falta de información que se ofrece al consumidor, como viene ocurriendo en las campañas anteriores, aunque este año se están detectando anomalías que hasta la fecha no se habían registrado, como establecer excepciones en los medios de pago o no diferenciar los productos rebajados de los que no lo están.

Si bien el año pasado el balance de la campaña que habitualmente pone en marcha el Servicio de Consumo para controlar el grado de cumplimiento de la normativa sobre rebajas dejó una fuerte reducción en el número de infracciones (hubo un 30 por ciento respecto al año anterior), todo apunta a que este año, al menos, la situación se mantendrá en los mimos niveles que el año pasado. Así, si en 2007, tras la inspección de 70 comercios se comprobó que en 26 se cometieron infracciones, en esta campaña, tras la visita a 46 establecimientos (el 66 por ciento de los que se controlarán hasta marzo) ya se ha comprobado que en 20 de ellos no se cumple con la normativa vigente en materia de rebajas. Fundamentalmente, por no exhibir ni los horarios de apertura al público (en el 11 por ciento de los casos) ni los períodos en los que el comercio va a aplicar los descuentos (13 por ciento), motivos que el año pasado reunieron la mayor parte de las irregularidades junto a la inexistencia de un doble precio en la etiqueta (el original y el rebajado) o el porcentaje de descuento que se aplica, lo que está provocando que en algunos establecimientos sea una práctica habitual que los onubenses no conozcan con antelación el coste de los artículos. Pero además, según los primeros datos facilitados por el Servicio de Consumo, la primera fase de las inspecciones ha puesto de manifiesto que ya se ha superado el nivel de infracciones que hubo el año pasado en cuanto a mantener al menos la mitad del género que se expone en el establecimiento con los descuentos aplicados. El 7 por ciento de los comercios no lo ha cumplido, mientras que el año pasado sólo fue el 1 por ciento.

Además, mientras que el año pasado no hubo irregularidades relacionadas con el establecimiento de excepciones en los medios de pago, las inspecciones realizadas hasta el momento han puesto de manifiesto que en el 4 por ciento de los comercios visitados no se ha admitido alguna forma de pago que sí se acepta el resto del año (pago con tarjeta). Y otra novedad, que no se diferencian, como marca la Ley, los artículos rebajados del resto a los que no se aplica descuento alguno. En este caso el incumplimiento de la norma alcanza al 4 por ciento de los establecimientos inspeccionados.

La campaña se está llevando a cabo por tres inspectores en los establecimientos en los que mayor consumo registra durante los períodos de rebajas: grandes superficies e hipermercados, a la que corresponde la mitad de las visitas, y comercios minoristas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios