Comienzan las rebajas de verano

El comercio intenta salvar las ventas con las rebajas más agresivas de la década

  • Los primeros descuentos parten del 50% · Asemco espera dar salida al stock acumulado y reclama un plan de choque para mejorar la competitividad del sector

Comentarios 3

Los comercios, cadenas textiles y grandes superficies afrontan este año las rebajas más agresivas de la última década, con descuentos que partirán de un 50% para intentar salvar la campaña de primavera-verano, marcada por el desplome de las ventas, que se ha convertido en tónica generalizada desde comienzos de año y que ha llevado a los comerciantes a considerar este año como uno de los peores que se recuerda en el sector.

Los empresarios confían en que los descuentos con los que se inician hoy las rebajas, que se extenderán hasta el 31 de agosto, animarán el consumo y darán la vuelta al escenario económico que atraviesan los comercios, cuyo objetivo es desprenderse del stock acumulado en sus almacenes, tras un descenso en las ventas que solamente en la campaña ha alcanzado el 15%, según la Asociación Provincial de Empresarios del Comercio (Asemco), mientras que desde asociaciones como la que engloba a los comerciantes de La Orden o de la calle San José y adyacentes se habla de una caída de más del 50% en lo que va de año.

A pesar de comenzar la campaña con los productos a mitad de precio (descuento que años anteriores no se aplicaba hasta finales de la temporada en la mayor parte de los establecimientos), las previsiones apuntan a que no se alcanzarán las cifras de facturación del año pasado, que se cifraron en 30 millones de euros.

La recesión en el consumo que se vive desde el año pasado y que provoca que los onubenses hayan dejado claro que no se animan a comprar ni tan siquiera en rebajas están haciendo mella en el comercio, que, según Asemco, se encuentra "sumido en una difícil situación que puede llegar a crear, incluso, problemas de liquidez en el sector". De ahí, que desde la patronal se espere que la Junta de Andalucía cierre en las próximas semanas un plan de choque para mejorar la competitividad del pequeño y mediano comercio.

La situación es tal, que desde la Asociación de comerciantes de la calle San José y Adyacentes, a la que pertenecen 240 empresarios se reclame además el compromiso de las administraciones para "no seguir ahogando a un empresariado que genera muchos puestos de trabajo", según su presidente, José Antonio Muñoz, que apunta a la necesidad de contar con ayudas fiscales "para que el paro no se siga disparando". Y es que en lo que va de año, en la zona se han llegado a cerrar alrededor de un 20% de los negocios que existían. La mayor parte de decoración y complementos del hogar, que son los primeros de la lista a de 'los imprescindibles' cuando llega el momento de apretarse el cinturón.

La situación se repite en el barrio de La Orden, donde hasta el día de ayer había comercios con la intención de no aplicar ni un solo descuento, porque "no compensa", según manifestaba el presidente de la asociación de la zona, Francisco Ramos. Los empresarios de la zona además, no han puesto en marcha las campañas de promoción que en ediciones anteriores han llevado a cabo, ya que hasta la fecha no han recibido las ayudas con las que habían contado años atrás (por un valor de 2.500 euros) para animar a los residentes del barrio a realizar sus compras en los comercios de la zona.

En este ambiente poco optimista se desmarcan los comerciantes de Isla Chica, ya que entienden que los onubenses aprovecharán los descuentos para adquirir los artículos que no han comprado en la temporada, según destacaba su presidente, Juan Carlos Vizcaíno.

En la misma línea se manifiestan desde las grandes superficies. Así, desde El Corte Inglés se asegura incluso que las previsiones hablan de un incremento en las ventas. Especialmente de la mano de los artículos de marcas de prestigio, que son los que mayores descuentos presentan. En cuanto a los productos que más se espera vender hasta el próximo 31 de agosto, no existes diferencias con los que los onubenses adquieren en los comercios tradicionales y así, además del textil la demanda se concentra en los que componen el equipamiento para las vacaciones de la familia y electrodomésticos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios