Los comerciantes de Isla Chica pierden el tren y otra empresa se hará con la parcela

  • Pese a las prórrogas que les ha dado el Ayuntamiento, ayer se les notificó que se ha agotado el plazo legal para pagar los 16 millones del suelo comercial · Se gesta otra operación, con potentes entidades detrás

Tras varias prórrogas del Ayuntamiento, ayer se agotó el plazo legal con el que contaba la 'Sociedad Promotora de Comercio y Ocio de Isla Chica SL' para aportar los 15,8 millones de euros de la parcela de la Unidad de Ejecución 'Plaza Houston-Estadio'. La notificación del acuerdo plenario de la semana pasada acaba de marcar un punto de inflexión decisivo para un proyecto que a partir de ahora, según ha podido saber este diario, quedará a expensas de otra alianza empresarial, un potente grupo que ha diseñado una operación alternativa a muy corto plazo para garantizar la viabilidad del centro comercial en el solar del Colombino.

Con todo, el hecho de que los tiempos administrativos y las dificultades financieras hayan frustrado los planes de la asociación de comerciantes de Isla Chica para convertirse en locomotora del proyecto, no será óbice para la integración del empresariado local en la operación que se está diseñando, pendiente de cerrar convenios y reconducir la situación. Y es que el Consistorio tendrá que reiniciar el procedimiento negociado para la enajenación del suelo, después de que se anule la adjudicación que en noviembre recayó sobre los empresarios de la barriada. Encabezados por el presidente de la agrupación de comerciantes de Isla Chica, Juan Carlos Vizcaíno, estos socios trataron de ganar tiempo el pasado mes de marzo con la interposición de un recurso de reposición por el "tiempo y forma" en que se notificó el acuerdo de adjudicación definitiva de estos terrenos (subparcelas 2-B2.1 y S-SR-1) y, por ende, se limitaba el margen de tiempo para aportar la financiación. El Ayuntamiento desestimó el recurso -de lo que dio cuenta el último Pleno-, ya que en todo este procedimiento se han seguido los plazos estipulados por la Ley, eso sí, garantizando ventajas para este empresariado autóctono en virtud del compromiso que en su día contrajo el equipo de Gobierno municipal para potenciar la integración del comercio local en la reforma dotacional de Isla Chica. A pesar de que desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se han brindado estas facilidades en atención a este compromiso, los límites los ha puesto la propia normativa en estos casos, después de que la alianza de 104 empresarios del barrio no haya conseguido a tiempo ese montante multimillonario (ni siquiera promoviendo la reserva de plazas de garaje del futuro edificio). Ya avanzaron que tendrían muchas dificultades, y en el contexto generalizado de la crisis, estos derroteros han entrado en lo previsible.

El colectivo de comerciantes consiguió incluso que el pasado otoño el Ayuntamiento ampliara el plazo para la presentación de ofertas al procedimiento de adjudicación de estos terrenos.

Con una superficie de 21.600 metros cuadrados, la parcela de uso terciario se ubica entre la Plaza del Estadio y Muñoz de Vargas, junto al suelo de uso hotelero. Fruto de los convenios de gestión por cooperación, los terrenos destinados al que hasta la fecha iba a llamarse Centro Comercial y de Ocio 'La Isla' es, de momento, propiedad pro indiviso entre la promotora inmobiliaria Prasur SA -con un 50,47%- y el Ayuntamiento de Huelva, con un 49,53%. Y de este punto partirá, pues, la nueva operación para poner en pie un proyecto que aspira a convertir esta populosa barriada en el segundo centro de la ciudad, objetivo que ya enfila el Consistorio con el inicio de la urbanización por la Plaza Houston.

Al margen del hotel y el centro comercial, este macroproyecto de cinco hectáreas incluye un centro de salud, un edificio sociocultural, 36 viviendas, la reforma de la Plaza Houston y Plaza del Estadio y el Jardín Marisma, que incorpora un auditorio para conciertos y un estanque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios