Huelva

Los colegios concertados cubren sus plazas pese al descenso de la natalidad

  • La oferta queda completada en términos globales, sobre todo en el centro

El colegio de los Maristas es tradicionalmente uno de los centros más demandados. El colegio de los Maristas es tradicionalmente uno de los centros más demandados.

El colegio de los Maristas es tradicionalmente uno de los centros más demandados. / josué correa

Los centros escolares concertados onubenses han cumplido sus expectativas para el curso 2018/19, ya que han cubierto todas las plazas ofertadas para el segundo ciclo de Infantil, es decir, para niños de 3 años. La situación afecta tanto a los centros incluidos en Escuelas Católicas de Andalucía (ECA) como en otras.

De este modo se repite lo que se está viviendo en el curso actual, donde ha habido lleno en el sector. Desde ECA se muestra satisfacción por la demanda de plazas para el próximo curso "y eso pese al descenso de la natalidad", según indicó el responsable de esta organización en Huelva, Joaquín Gómez. En términos globales, en la capital había una oferta de 475 plazas a las que hay que sumar 175 en el resto de la provincia. Gómez explicó que en términos globales la demanda ha sido superior a la oferta, aunque en algunos pocos centros se detectan algunas plazas libres como fruto de ese descenso de natalidad. Esos son los casos de los dos centros situados en la zona de La Orden-La Hispanidad, como son el Diocesano y los Salesianos, si bien "en el Diocesano hemos superado la barrera de los 20 alumnos para la unidad", ya que el límite es de 25 en Enseñanza Infantil. La situación es diferente en las zonas que corresponden al centro de la capital, donde no sólo entra en juego la variable de la residencia de la familia en cuestión, sino otros aspectos como puede ser el trabajo de los padres. En toda esta parte de Huelva es ya muy complicado encontrar una plaza para el curso 2017/18. En las zonas que para Educación son las 2 y 3, hay unas 60 solicitudes que no han podido ser satisfechas. Están los tradicionales centros como Teresianas, Funcadia o Maristas que cuentan con buen número de excluidos. Otros, como el María Inmaculada o las Esclavas, han acabado la primera parte del proceso de escolarización con una o dos plazas libres que serán cubiertas sin duda alguna en la reasignación que se realizará, ya que hay un gran número de familias que tienen estos centros elegidos como segunda opción.

Así lo confirmó el representante del María Inmaculada, Antonio Martín, quien habló de algunas pocas plazas libres que se cubrirán en esa segunda reasignación. El problema es que algunas "familias tendrán que llevar a sus hijos a centros que no habían pensado".

Martín argumentó que se trata de un fenómeno que se repite año tras año, de manera que "no se puede seguir pensando que son los padres los que se equivocan en la elección de los centros". Dadas las circunstancias, el problema del centro sólo se destaponará, en criterio de Antonio Martíon, cuando se dé vía libre a la construcción del centro en el Ensanche.

Los datos, a día de hoy, en la zona 3 señalan que había una oferta de 350 plazas repartidas entre siete centros docentes, de los que cinco son concertados y dos públicos. Es el área donde se encuentran los colegios más demandados como Maristas, Funcadia o Teresianas que, como ya se ha comentado, presentan notables desajustes entre la oferta y la demanda en favor de esta última. No pasa lo mismo en los dos públicos como son el San Fernando y el Nacional de Prácticas, que tienen un significativo número de plazas libres que, sin duda, asumirán a algunos niños que no han logrado el centro asignado por sus padres como primera opción. Finalmente María Inmaculada y Agustinas están con dos plazas sin cubrir. Ambos colegios han ofertado solo una línea.

Respecto a los centros concertados no pertenecientes a la ECA consultados por Huelva Información, la situación es semejante. Ese es el caso del Virgen del Rocío que ofertaba una línea (25 plazas) y ha recibido 22 solicitudes, aunque tienen otras 70 como segunda opción. En el Montessori se ofertaban dos líneas que están cubiertas al completo, como sucedió el año pasado, y en el Molière hay un exceso de solicitudes, que ascienden a 56 cuando la oferta era de 50.

Los datos que presenta la enseñanza concertada son casi un calco del proceso de matriculación para el curso 2017/18 que a su vez, supone un cierto repunte a un ligero bache vivido hace unos cursos, todo ello siempre como consecuencia de la bajada de la natalidad, que se ha estancado en la sociedad como una de las consecuencias de la crisis económicas. De este modo, quedan muy lejos aquellas épocas en las que lograr una plaza en algunos colegios era una auténtica carrera de obstáculos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios