Un claro ejemplo de superación

  • Trabajador de la construcción

Protagoniza un claro ejemplo de superación personal. Luis Alonso Molina, un sevillano residente en Punta Umbría desde hace casi dos décadas, comenzó a practicar el atletismo hace unos cinco años. Y el mes pasado este trabajador de la construcción (peón de albañil) logró proclamarse en Oviedo campeón de España en pista cubierta en la prueba de 60 metros lisos para mayores de 55 años, consiguiendo la medalla de plata en la competición de salto de longitud.

Su título de velocidad llegó con un tiempo de ocho segundos y tres centésimas, mientras que su marca en longitud fue de cinco metros y cuarenta centímetros. "Me ganó Jorge Páez, de Algeciras, que es el actual campeón del mundo, que con 59 años hizo 5,62", explica.

Su relación con el atletismo llegó un poco por casualidad. Anteriormente, como otros muchos españoles, jugaba al fútbol "en La Peguera, pero la competición se volvió un poco violenta y decidí retirarme. Entonces iba al gimnasio y a correr. Un día me vieron gente del Club Huelva-Punta Umbría: Diego Moisés Santos, Manolo Pulido, Enrique Nielsen, Juan Iglesias... y me dijeron si me gustaría practicar en serio este deporte. Les dije que sí. Actualmente pertenezco al Club Lince de Bonares y mi entrenador es Enrique Nielsen, al que estoy tremendamente agradecido", indica.

Lo curioso es que se ejercita en solitario, después de la dura jornada laboral que realiza. "Cuando termino a las seis de la tarde me tomo algo y voy a entrenar. Suelo hacerlo todos los días", explica. Sus ejercicios dependen de la planificación del técnico. "Por ejemplo hoy he estado haciendo series de salidas de tacos, ayer cuestas. Me comunico con Enrique por correo electrónico o por teléfono y él me da el plan de trabajo correspondiente".

Vivía en Sevilla, en las 3.000 Viviendas "pero cuando empezó a llegar gente que no era civilizada decidimos venirnos a Punta Umbría. Aquí montamos, junto a mis cuñados, el vídeo comunitario", recuerda.

Está casado y su esposa es cocinera en el hotel Ayamontino. Tiene dos hijos: David, de 28 años, y Jesús, de 17, "que aún está estudiando y juega al fútbol".

Asegura que piensa seguir practicando el atletismo porque "este es mi hobby , además de la música, que es la que me acompaña en mis entrenamientos. Me pongo mis walkman y a entrenarme", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios