Ser refugio

Una ciudadanía comprometida

  • La Mesa de Apoyo a las Personas Refugiadas promueve una campaña para sensibilizar a la población

  • Hasta 19 colectivos integran la iniciativa

La vicepresidenta de la Diputación, en la presentación de la campaña junto a representantes de colectivos. La vicepresidenta de la Diputación, en la presentación de la campaña junto a representantes de colectivos.

La vicepresidenta de la Diputación, en la presentación de la campaña junto a representantes de colectivos. / alberto domínguez

Entre 60 y 70 personas han desembarcado en la provincia tras huir de su país. Ya sea por motivos religiosos o políticos, más de medio centenar de refugiados se encuentran en tierra onubense en búsqueda de una vida normalizada y alejada de problemas. Son personas "con nombres y apellidos" y con una historia detrás, apuntó el coordinador autonómico del Consorcio de Entidades para la Acción Integral con Migrantes (Cepaim), Javier Pérez, en la presentación de una campaña de sensibilización. La Mesa de Apoyo a las personas Refugiadas (MAR) lanzó ayer una iniciativa en busca de la concienciación de la ciudadanía onubense para la integración de todas aquellas personas que llegan hasta Huelva para lograr una vida mejor y alejada de problemas.

Hasta 19 colectivos y entidades integran el MAR, la vía desde donde van a utilizar la campaña para dar un "toque de atención" y hacer partícipes a los onubenses para que estén a disposición de las personas refugiadas, señaló la vicepresidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón. El proceso de un refugiado cuando llega a la provincia presenta el mismo itinerario. Llegar hasta una asociación, buscar un alquiler en la provincia, y encontrar un empleo para obtener una estabilidad en la sociedad onubense.

Alrededor de 70 personas refugiadas se encuentran en la provincia de Huelva

La nacionalidad de estas personas es diversa y variada. Siria, Camerún, Colombia, Ghana, Ucrania, Venezuela, Nigeria y Senegal, entre otros países.

"La verdad que la experiencia aquí ha sido muy bonita, nos hemos sentido muy acogidas", señaló María Esther Soto, una refugiada colombiana, que recibió el apoyo la Cruz Roja. "Nos han integrado a la sociedad". Y aunque se les presentaron algunas dificultades ya que era "muy difícil que nos alquilaran un piso, pero gracias a Dios hay personas que nos apoyaron y ya gozamos de esa estabilidad". El siguiente paso que esperan tanto Soto como su hija es que "realmente se nos abran las puertas laboralmente, que sería como iniciar nuestra vida aquí". De la misma forma, Adrián, de Camerún y con 37 años, llegó a Huelva el 23 de junio. "Ahora estoy bien aquí y quiero estudiar un poco y trabajar", dijo.

"La idea principal de esta campaña es mantener esta ola de solidaridad que hubo en todo el país cuando empezó la llegada de refugiados", señaló el coordinador provincial de la Asociación Comisión Católica Española de Migración (Accem), Francisco Villa. Ahora es el paso de la ciudadanía que "queremos que sea refugio ayudando" a crear puestos de trabajo, alquilar una vivienda, o acompañarlos y apoyarlos en los estudios, "eso es ser refugio". Colaborar y dar.

La campaña #SerRefugio se desarrollará hasta marzo y se enfocará en los municipios que integran la MAR (Huelva, Almonte, Ayamonte, Aracena, San Bartolomé, Cumbres Mayores y Rosal de la Frontera), así como en los medios de comunicación, redes sociales y la ciudadanía. María Eugenia Limón apuntó de la existencia de una guía de recursos que se pondrá a disposición de los ayuntamientos para que tengan conocimiento de los medios que las ONGD tienen en materia de sensibilización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios