La ciudad descarta tomar medidas especiales durante su semana de feria

Las reacciones ante el intento de la banda terrorista ETA de atacar la industria turística de la Costa del Sol y amargar a los miles de ciudadanos que disfrutan de la Feria de Málaga no se hicieron esperar. El más contundente en sus manifestaciones fue el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, quien condenó "tajantemente" el atentado terrorista. "Estos canallas no alterarán nuestra tranquilidad ni la hospitalidad de Málaga. No podrán ni contra la democracia en España ni podrán atentar contra nuestra paz, nuestra convivencia y nuestra Feria", resaltó el regidor popular.

De la Torre dijo que no se tomarán "medidas especiales" tras lo ocurrido. "Confiemos en el sentido común, en la prudencia y en la profesionalidad de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", comentó. Asimismo, hizo un llamamiento "a la tranquilidad y a la calma" y declaró que la Policía Nacional y la Guardia Civil están trabajando "con mucha seriedad" para garantizar la normalidad en la provincia durante este verano.

El alcalde de Benalmádena, Javier Carnero (PSOE), condenó de forma rotunda el atentado y acusó a los terroristas de querer "minar" la principal fuente de ingresos de la costa, que es el turismo. El regidor pidió a los vecinos y a los turistas tranquilidad.

Desde la Junta de Andalucía, su vicepresidente primero, Gaspar Zarrías, señaló que las acciones de ETA no afectarán a la convivencia del país. "Nunca estos sinvergüenzas asesinos van a violentar la libre convivencia y el deseo de disfrutar sin inconvenientes", dijo. El representante autonómico, que compareció ante los medios a escasos metros de donde se produjo la primera explosión, en Guadalmar, descartó, además, posibles efectos sobre el turismo. Zarrías estuvo acompañado, entre otros, del consejero de Turismo, Luciano Alonso.

El PSOE emitió un comunicado en el que mostró su solidaridad con los malagueños. Los socialistas reiteraron que ETA nunca conseguirá nada con la violencia y sostuvieron que "la unidad de la ciudadanía y de las fuerzas políticas democráticas acabará con el terrorismo". El PP también mostró su repulsa ante estos atentados mediante un comunicado en el que mostró "el máximo apoyo" al Gobierno para la derrota de los terroristas siempre que no negocien con la banda. El PP añadió que ante la "carrera criminal" de ETA caben todos los instrumentos del Estado de derecho "sin más límite que la ley". El Gobierno vasco expresó su plena solidaridad al pueblo andaluz y reclamó el cese inmediato de la violencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios