2007 se cierra en Huelva con 670 denuncias y una víctima mortal

  • En un 35% de los casos, el agresor fue el marido. En un 24%, el compañero sentimental

Fue la tragedia de Beas -una mujer asesinada a martillazos por su pareja-, la peor cota de un balance que en 2007 se salda con 670 denuncias por violencia machista. El cómputo oficial se ancla en el mes de septiembre, por lo que no es posible aún ofrecer la comparativa interanual (en 2006 fueron 800 las denuncias registradas por mujeres víctimas de agresiones por parte de sus parejas y ex parejas, un 1,25% más que en el año anterior).

Según las estadísticas del Ministerio del Interior, recabadas por el Instituto Andaluz de la Mujer (IAJ), en más de un tercio de los casos, el denunciado fue el cónyugue. En el 24,7% de las denuncias, el presunto agresor era el compañero sentimental y en el 21,6% el ex compañero sentimental, cuando no el ex marido (12%); el ex novio (3,7%) y el novio (2,6%).

En la mayoría de estas circunstancias se imputó delito, registrándose un total de 535 casos de esta índole, y 135 faltas. Gran parte de los agresores tenían un espectro de edad comprendido entre los 31 y los 40 años, si bien los juzgados onubenses tienen constancia de 58 casos en 2007 en los que los maltratadores tenían menos de 21 años de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios